graus

ASP lleva al pleno de Graus una moción acerca de la sobrecarga ganadera en el municipio

Consideran que el municipio de Graus debe ser considerado zona vulnerable al superar el nivel máximo de nitratos

El grupo municipal Aragón Sí Puede ha presentado para su debate en el próximo pleno municipal una moción relacionada con la orden de la dirección general de alimentación y fomento agroalimentarios que, en base al índice de carga ganadera, declara los municipios de Aragón con sobrecarga ganadera.

En la parte expositiva de la moción se señala que Aragón supera ya a Cataluña en el número de cabezas de porcino, siendo la provincia de Huesca la que más incremento ha experimentado. En Ribagorza la situación es de 256.108 cabezas, lo cual representa más de 20 tocinos por habitante según datos de mayo de 2018 del Ministerio de Agricultura.

ASP plantea en la proposición varios retos relativos a contaminación de suelos y acuíferos, fertilizantes, consumo de agua, cambio climático, burbuja económica, incompatibilidad con el turismo rural y otras actividades de ocio, o depreciación del valor de las viviendas colindantes a campos y granjas, entre otros.

Apuntan también a Ayuntamientos como los de Sabiñánigo, Aínsa, Jaca, Bisaurri y Verdún que han aplicado moratorias en el otorgamiento de licencias y la orden en la que trabajan los Departamentos de Vertebración del Territorio y de Desarrollo Rural del Gobierno de Aragón por la que vetarán la instalación de nuevas granjas o la ampliación de las existentes en los municipios de Albalatillo, Alfántega, Altorricón, Castillonroy, Sena y Vencillón donde el índice de carga ganadera de dichos municipios supera los 220 kilogramos de Nitrógeno por hectárea y año. En octubre del pasado año los municipios de Secastilla y La Puebla de Castro fueron incluidos como zonas vulnerables por el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad de la DGA y consideran, desde ASP, inexplicable que Graus no haya sido considerada como tal.

Solicitarán al pleno que se aplique una moratoria de un año en otorgar licencias a nuevas granjas y a posibles ampliaciones de las ya existentes en el sector porcino en el municipio de Graus y que se estudien medidas alternativas a la
ganadería intensiva facilitando, municipalmente, los medios para la implementación de estas. Y que se inste al Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón a adoptar idénticas medidas de veto en Graus, como las requeridas en las poblaciones anteriormente citadas hasta la puesta en marcha de un plan para la gestión de estiércoles y purines.

Comentarios