GRAUS

Escuela de Vanguardia cierra sus puertas con más de 1.600 visitas

La exposición es la segunda más visitada en la historia de Espacio Pirineos

Escuela de Vanguardia. Clausura
Los alumnos del CRA Ribagorza Oriental eran los últimos en poder disfrutar de la muestra. Foto Espacio Pirineos

Los alumnos del CRA Baja Ribagorza eran, este lunes, los últimos visitantes de la exposición Escuela de Vanguardia con la que, Espacio Pirineos, iniciaba el pasado mes de marzo, la nueva temporada. En total, 1.652 personas han visitado esta muestra producida por el propio centro. El relevo lo tomará este jueves 14 la exposición conjunta de los talleres de fotografía, cerámica y pintura.

Con esos 1.652 visitantes, ‘Escuela de vanguardia’ se sitúa como la segunda exposición más visitada en la historia de Espacio Pirineos, solo por detrás de ‘Graus revisitado. Secuencia gráfica del progreso local’ (1.877 visitas en 2015), y claramente por encima de los 1.103 de ‘El descubrimiento de los Pirineos’ (2012) y los 1.048 de ‘Paisajes del caminar’ (1.048), que conformaban hasta ahora la tríada de exposiciones milenarias producidas y celebradas en Espacio Pirineos.

La exposición ha constituido un viaje a la historia de las aulas grausinas. Un profundo viaje, en realidad, que arranca con la fundación del convento dominico en 1600 y que culmina con las experiencias educativas surgidas durante la Guerra Civil. Documentación inédita, reproducciones, imágenes, muebles, objetos, libros y un audiovisual con entrevistas han constituido lo esencial de una muestra en la que todos nos hemos sentido identificados.

En un país en el que durante siglos los analfabetos se contaban por millones y las escuelas solo por cientos, Graus no era una excepción a la regla. Sin embargo, en momentos puntuales germinaron aquí fabulosas iniciativas pedagógicas, algunas inéditas, que confirieron a la población un aire distinto. Estamos hablando de la enseñanza jesuita, una pionera Escuela de Artes y Oficios o los numerosos proyectos educativos surgidos durante la II República.

Y al frente de todos ellos, hombres y mujeres con una visión amplia y privilegiada como Esteban de Esmir, Carmen de San Luis Monsarro, José Salamero y, por encima de todos, Joaquín Costa.


Comentarios