GRAUS

Graus recuerda a los migrantes que fallecen en el Mediterráneo

La concentración consistía en guardar un minuto de silencio y la lectura de un manifiesto

Concentración inmigrantes
Momento de la concentración este sábado

Este sábado coincidiendo con la tradicional Feria de San Miguel el Ayuntamiento de Graus y vecinos de la localidad llevaban a cabo una concentración delante del monumento de Joaquín Costa para mostrar su duelo por todas las personas que fallecen en el Mediterráneo en su intento de llegar a Europa huyendo de las dificultades económicas, la persecución y la guerra en busca de una vida mejor.
Este acto institucional por las muertes de personas migrantes fue recomendado por la Comisión Socio Jurídica del Foro de la Inmigración en Aragón al Gobierno de Aragón que a su vez daba traslado a las diferentes entidades locales aragonesas.

Todos los grupos políticos que conforman el Ayuntamiento de Graus de forma unánime acordaron manifestar públicamente el duelo a través de los medios y hacerlo visible a la ciudadanía en la mañana de este sábado coincidiendo con la Feria de San Miguel, momento de gran afluencia de vecinos y personas venidas de toda de la provincia.

El acto consistía en la realización de un minuto de silencio y la lectura del manifiesto de la Federación Aragonesa de Solidaridad:

MANIFIESTO

“La Organización Internacional para las Migraciones en su calidad de Organismo de las Naciones Unidas para la Migración informa que 80.602 migrantes y refugiados han ingresado a Europa por vía marítima al 23 de septiembre de 2018, con 35.653 llegadas a España, que es el principal destino este año.

España, con un 44% de todas las llegadas en el año, sigue recibiendo a migrantes que arriban por mar en un volumen que supera en casi dos veces al de Grecia y en más de seis veces el de Italia.

El Proyecto Migrantes Desaparecidos de la propia Organización ha documentado las muertes de 1.730 personas en el Mar Mediterráneo en 2018 de las cuales 359 personas han fallecido en el Estrecho tratando de llegar a las costas españolas.

Las personas que intentan llegar a Europa de esa manera están desesperadas y buscan una vida segura y digna, tanto para ellas mismas como para sus familias. Para ellas, arriesgar sus vidas en embarcaciones precarias es la única opción para escapar de la injusticia, la violencia, los desastres y la pobreza.

Hasta ahora, los estados miembros de la UE han apostado por cerrar o externalizar sus fronteras. Pero esto no impide ni impedirá, por muchas vallas o muros que se construyan, que la gente continúe buscando seguridad, dignidad y una vida mejor. Al contrario, la falta de rutas seguras y regulares para llegar a Europa empuja a muchas personas a confiar en traficantes y aumenta su sufrimiento.
Denunciamos todas las políticas y prácticas económicas que generan y mantienen desigualdades y exclusión y que obligan a las personas migrantes y refugiadas a jugarse la vida en el viaje.

Como muestra de solidaridad y para exigir al Gobierno y a Europa:

- Vías legales y seguras: vías de tránsito seguras y legales para que la gente no tenga que arriesgar su vida para alcanzar suelo seguro.

- El derecho a no tener que huir del propio país: políticas económicas, fiscales, comerciales, medioambientales justas… que contribuyan a reducir la pobreza y la desigualdad.

- Cumplimiento de la legalidad internacional y los derechos humanos de las personas en movimiento.

¡No más muertes en las fronteras!”


Comentarios