CEREZA

Los productores de cereza de Bolea no le quitan la mirada al cielo

Se calcula que se ha estropeado con las últimas lluvias entre el 70 y 80% de la variedad primi-giant, la cereza “estrella” de la Feria de Bolea

La cereza será este próximo domingo, un año más, la esperada protagonista en la Villa de Bolea. En condiciones normales se podría decir que todo está preparado para esta nueva cita con la cereza en Bolea y dispuestos los 8.000 kilos de fruto para su venta, pero la gran cantidad de agua de lluvia caída en los últimos días hace que los productores no le quiten la mirada al cielo.

El Ayuntamiento de Bolea, organizador del evento, ya tuvo que retrasar el certamen una semana a tenor de lo tardío que venía el fruto. Ahora, el agua en forma de constante lluvia, ha mermado la producción habitual que se oferta en esta jornada ferial. Se calcula que de la variedad de cereza primi-giant, la cereza estrella de la Feria de Bolea, se ha perdido entre un 70 y un 80% de la producción, según indica Primitivo Calvo, presidente de la Cooperativa de Cerezas de Bolea, COCEBO, y presidente de la Asociación de Productores de Cereza. No obstante, según Calvo, con la ilusión puesta en este certamen anual y el interés de todos los productores, “aún se podrán recolectar entre 4.000 y 5.000 kilos de fruto”.

La cereza es un fruto muy delicado al que le afectan todos los fenómenos atmosféricos en exceso. Los productores esperan que en los próximos días la lluvia les de una tregua y puedan recoger el máximo fruto posible para poder ofrecerlo al gran público en uno de los días más esperados de la Villa de Bolea, su feria de la cereza.

Comentarios