jaca

El AMPA de la Escuela Infantil de Jaca denuncia la reducción del servicio de guardería

Se han reunido con el ayuntamiento pidiendo más contrataciones de apoyo, pero aseguran no han llegado a ningún acuerdo

Instalaciones de la Escuela Infantil de Jaca
Escuela Infantil Municipal de Jaca

A través de un comunicado, la Asociación de Madres y Padres de la Escuela Infantil municipal de Jaca ha querido hacer público su descontento por los cambios en el servicio desde que acabó el primer Estado de Alarma. Denuncian que debido al covid-19 el centro ha visto mermado su horario, su servicio y la calidad de la atención. También se quejan de descoordinación entre Ayuntamiento de Jaca, la dirección de la Escuela Infantil Municipal y familias en los últimos meses, por lo que piden: “Basta ya de jugar con la educación de nuestros hijos y con la conciliación familiar.”

Entre sus razones, explican que las familias, “sin tiempo para planificación alguna”, han visto cómo el centro ha pasado de tener un horario de atención a las familias de 07.45 a 16.45 a un horario de 08.30 a 15.25, lo que suponen dos horas menos de servicio.

Anuncio Huesca Televisión
Anuncio Huesca Televisión

Apuntan los siguientes cambios:
1.- El servicio de madrugadores se reduce en 45 minutos;
2.- El servicio normal del centro, o jornada completa (con comida y siesta) se ha desplazado y la hora de salida se reduce en media hora;
3.- Se eliminan los 45 minutos del servicio de acogida de tarde (con merienda).

Explicación del servicio esgrimida en su comunicado:

COBRO DE CUOTAS SIN AVISO Y SIN SERVICIO
El Estado de alarma finalizó el 21 de junio de 2020 y muchos servicios tanto públicos como privados reanudaron su actividad (con las medidas correspondientes de prevención COVID 19). No así los servicios de la Escuela Infantil Municipal de Jaca, que tras fuertes protestas de las familias no recuperó el servicio (con un horario reducido respecto al habitual) hasta el 15 de Julio. Entonces, solo se ofertaron 30 plazas y se atendieron las solicitudes en función de diversos criterios.
A todas aquellas familias que no llevaron a sus hijos al centro durante el periodo comprendido entre el 15 de julio y el 31 de agosto se les cobró el 25% de la cuota que venían pagando hasta la fecha en concepto de “reserva de plaza”. Este cobro se ha realizado a todas las familias sin comunicación previa y sin ofertar el centro el 100% del horario habitual. Se ha dado el caso de familias que han tenido que llevar a sus hijos a otro centro, ya que la Escuela Infantil Municipal no satisfacía el horario que requerían y aun así, se les ha cobrado la reserva de plaza.

HORARIOS REDUCIDOS
El curso escolar comenzó el 1 de septiembre con un horario reducido (08.00 a 14.00) respecto al habitual y sin servicio de almuerzo y comedor. Se comunicó a las familias que en octubre se restauraría el servicio de comedor y se ampliaría el horario dando el servicio de madrugadores y de siesta.
Tras varias comunicaciones por parte de las familias al centro demandando ampliación del horario e información, la dirección de la Escuela Infantil Municipal no comunicó a las familias hasta el 30 de septiembre (un día antes de su entrada en vigor) el nuevo horario del centro. Las familias nos encontramos atónitas viendo que los servicios se han reducido considerablemente y por si fuera poco, el precio sigue siendo el mismo.
Todos estos cambios se han realizado sin consultar a las familias sus necesidades de conciliación, sin previo acuerdo con las tutoras, quienes también han visto reducido su tiempo de preparación de material y actividades en el aula (con la pérdida de calidad en la atención a los menores que conlleva), y sin comunicarlo con tiempo para que las familias nos organizáramos.

DESCOORDINACIÓN Y FALTA DE COMPROMISO
En este contexto de desconcierto y malestar, muchas familias se pusieron en contacto con el AMPA por lo que demandamos una reunión con la Concejalía de Educación de Jaca y con el Alcalde. La reunión se celebró el pasado 7 de octubre y en ella trasladamos todas las incidencias desde la restauración del servicio público municipal.
Respecto a la problemática de la reducción de horario del centro, se nos trasladó que el problema residía en que las tutoras, que por convenio no pueden realizar más de 7 horas de trabajo en el centro, no podían alargar su jornada laboral y no se podían romper los grupos burbuja y dar el servicio tal y como se realizaba en el pasado.
Entendiendo la problemática de las tutoras y para respetar los grupos burbuja, se consultó la posibilidad de contratar a personal de apoyo (por ejemplo durante las horas de almuerzo y siesta) pero el Ayuntamiento cerró la puerta a esta propuesta.
El Ayuntamiento tampoco abordó la solución respecto al cobro -en nuestra opinión, indebido- de la tasa de reserva de plaza de los meses de julio y agosto.
La principal idea que se nos transmitió es que la Escuela Infantil Municipal supone un gran gasto para el consistorio por tratarse de un servicio deficitario a pesar de la subvención recibida.
Consideramos que un servicio público no tiene que ser rentable. Es un derecho de las familias tener un espacio de cuidados de calidad para favorecer la conciliación familiar.

BUSCAMOS SOLUCIONES
El miércoles 21 de octubre enviamos nuestras preguntas al Pleno Municipal del Ayuntamiento pero solo recibimos respuestas vagas que siguen sin responder a las necesidades de las familias.
Respecto al horario, el Alcalde comentó en pleno municipal que el horario de la Escuela Infantil es similar al de las escuelas públicas de Jaca sin embargo esto no es cierto ya que el horario de las escuelas públicas es sustancialmente más amplio que el de la E.I: San Juan de la Peña oferta servicios de madrugadores y comedor entre el horario de 7:30-15:45 y Monte Oroel tiene su horario habitual de 8:00-16:30.

El día 5 de noviembre se celebró la reunión del consejo escolar que reúne a las 3 partes: familias, Ayuntamiento, y personal de la Escuela Infantil Municipal con el objetivo de acercar posturas y resolver la problemática, ya enquistada, que hay en el centro. Pero no se llegó a alcanzar acuerdos en dicha reunión para resolver la problemática que consideramos tiene el centro.
Volvemos a insistir que la situación actual es peculiar y especial. Entendemos que requiere adaptación por parte de administración, personal docente y familias, pero no queremos que sea a costa de la calidad del servicio ni que recaiga en el sobreesfuerzo de personal docente y familias.

Por todo ello, desde el AMPA de la Escuela Infantil Municipal demandamos:
-Ampliación de los horarios habituales para favorecer la conciliación y contratación de personal de apoyo para comida y siesta.
-Devolución de las tasas cobradas indebidamente. En caso de que no sea posible exigimos:
1. Una justificación pública y transparente por parte del Ayuntamiento.
2. Reducción de las tasas por merma del servicio.

Comentarios