jaca

Homenaje a la historia viva de la hostelería en Jaca

El Casino Unión Jaquesa rendía tributo a seis jaqueses que trabajaron en sus bares y restaurantes durante décadas

homenaje en el Casino Unión Jaquesa
Foto de familia del homenaje en el Casino Unión Jaquesa

El Casino Unión Jaquesa homenajeaba este miércoles a seis jacetanos que han trabajado toda su vida en el sector de la hostelería de su ciudad. Son “historia viva” del sector en Jaca y no habían recibido homenajes “porque trabajaron antes de la creación de las asociaciones Acomseja o AEJ”, explica Pedro Juanín, el impulsor de este reconocimiento. Entre todos ellos suman infinidad de años de trabajo dedicados a los clientes en sus bares, hoteles o durante los más de 50 años del kiosko de Manolita.

Luis Marco Jiménez fue responsable durante décadas del Gran Hotel de Jaca y con un papel fundamental en la transformación del sector turístico local. Supo adaptarse al cambio de clientela que llegó con las estaciones de esquí. El libro de Pedro Juanín “Hoteles, bares y restaurantes en Jaca” dedica un amplio capítulo a la historia de este hotel que cumple su 60º aniversario.

Se recordaba “como a una madre” de hasta tres generaciones a Manolita Diego Diego, del desaparecido kiosco que siempre llevó su nombre en el paseo Constitución. El kiosko de Manolita estuvo abierto más de 50 años con ella tras la ventanilla. Fue pionero en traer a Jaca este tipo de negocio y se convirtió en un punto de encuentro para todos los jaqueses.

Joaquín García Bernal, el metre que inauguró el Gran Hotel, y Josefina Lera Blasco, una de sus primeras camareras de piso, también recibían su placa de recuerdo a los años trabajados. Ambos recordaban cómo comenzaron a trabajar desde su inauguración, en 1958, y cómo se cobraba por porcentaje, dependiendo de los clientes que había. Ellos vivieron los principios del turismo de nieve pero recuerdan los meses de verano como los más importantes para el negocio. “Eran sobre todo vascos y navarros, pero se quedaban a veces hasta un mes entero durante el verano”, explicaban.

Había también un recuerdo para el Bar Tomás a través de Pilar González Sarsa, y, por último, a Basi Orraj Lasala, del Hostal París, que comenzó a trabajar cuando se casó y recordaba las dificultades de la profesión hotelera.

El Casino Unión Jaquesa muestra la exposición de fotografías sobre el libro “Hoteles, bares y restaurantes en Jaca”, escrito por el propio Pedro Juanín. Son imágenes que repasan los últimos 100 años del negocio de la hostelería en Jaca, con fotografías de decenas de bares, hoteles, tabernas o restaurantes que han contribuido de una forma u otra a que Jaca sea una ciudad turística.

El Casino Unión Jaquesa continuará con actividades hasta el sábado. Este jueves el periodista y escritor Julio Alvira presenta a las 19 horas “Y sin embargo, te quiero. Huesca- Jaca. Ciento veinticinco años de una línea ferroviaria.” El viernes es el turno del periodista Sergio Sánchez y su nueva edición de El Almanaque de los Pirineos 1965-1975. Será a las 20 horas. El sábado Anita de Arbués presentará “Yo quiero ser futbolista” a las 19 horas.

Manolita en su kiosko antes de ser derribado
Foto de familia del homenaje en el Casino Unión Jaquesa
Homenaje en el Casino Unión Jaquesa
Basi Orraj Lasala
Josefina Lera Blasco
Joaquín García Bernal
Pilar González Sarsa
homenaje en el Casino Unión Jaquesa
homenaje en el Casino Unión Jaquesa
Anabel Pérez Diego recogiendo la placa para su madre, Manolita Diego
Pedro Marco recogiendo la placa para su padre, Luis Marco
Comentarios