política municipal

Jaca congela el IBI y reduce el impuesto de vehículos

El equipo de gobierno sacaba adelante la ordenanza de impuestos y tasas con los votos en contra del PAR y la abstención de PP, Vox y Ciudadanos

Pleno del Ayuntamiento de Jaca 23 septiembre de 2020
El pleno se desarrolla con aforo reducido y parte de los concejales repartidos entre los asientos del público para respetar la distancia de seguridad. En la imagen, el pleno de septiembre

En un pleno a puerta cerrada y con tres concejales ausentes, el Ayuntamiento de Jaca aprobaba este miércoles las Ordenanzas Fiscales para el ejercicio de 2021. Se congelan los principales impuestos y se rebajan otros como el de vehículos. El IBI se mantiene, el de vehículos disminuye un 10% y el Impuesto de Actividades Económicas contempla una reducción del 10% para nuevas empresas que abran y generen entre 2 y 5 puestos de trabajo y de un 20% si superan esos 5 empleos.

En cuanto a las tasas, finalmente se reduce un 65% la que pagan los establecimientos de hostelería por colocar sus terrazas en la vía pública. PP y Vox pedían la exención total y el equipo de gobierno proponía la rebaja del 50%. Finalmente se queda en una exención del 65% para todo el año 2021, sin diferenciar temporadas. Otra tasa que se rebaja es la de basuras, en un 10%, pero únicamente para industria, comercios, hoteles u otra actividad económica, no para el resto de los ciudadanos. También se producirá una rebaja en las tasas para licencia de apertura de negocios.

Hay bonificación de un 90% en el IBI de las familias numerosas o monoparentales.
El objetivo, explicaba la concejal socialista y presidenta de la Comisión de Hacienda, Olvido Moratinos, es no subir las tasas e incluir bonificaciones que afectan realmente a los ciudadanos de Jaca y las que van a reactivar la actividad económica en la ciudad y a la creación de empleo”. Lo hacemos así, añade, “porque somos responsables y queremos mantener un nivel de ingresos adecuado para poder seguir manteniendo unos servicios públicos de calidad y continuar haciendo las inversiones necesarias para la ciudad y, a la vez, favorecer el tejido económico.”

El resto de grupos municipales en el Ayuntamiento han podido presentar sus propuestas, que en el caso del PP ascienden a una batería de 18 “encaminadas a intentar mejorar la actual situación”, explicaba su portavoz, Carlos Serano. En cuanto a la propuesta del equipo de gobierno, considera que “se queda corta”, aunque reconoce que “la presión fiscal para los jaqueses disminuirá”, y de allí su abstención.

Los únicos votos en contra son los del PAR, cuyo portavoz, Francisco Aísa, considera que “no son tasas de impacto para el 2021 que llega”. Desde Vox, Marta Moreno, pedía más bonificaciones, y exenciones y mayor eficiencia en la gestión. Matilde Campos, portavoz de Ciudadanos, también se abstenía al considerar que suponen una “nueva oportunidad” para adaptar la gestión municipal a la situación de la crisis.

Comentarios