ambulancias

Los trabajadores del transporte sanitario no urgente reclaman mayores medidas de prevención

Denuncian falta de equipos completos de protección frente al virus

Imagen de una ambulancia del 061 en Urgencias del hospital San Jorge
Imagen de una ambulancia del 061 en Urgencias del hospital San Jorge

El comité de empresa del transporte sanitario no urgente de la provincia de Huesca ha querido denunciar públicamente lo que consideran deficiencias en su situación laboral y las medidas de prevención de contagios entre sus trabajadores. Hace dos semanas que se hizo cargo del servicio una nueva empresa, Transalud Aragón, y también echan en falta mayor comunicación con sus responsables.

Todos sabemos las excepcionales circunstancias que se están viviendo debido a la presencia en nuestra comunidad de los repuntes de pacientes afectados por el covid-19, y sabemos también que nuestro sector se encuentra en primera línea de la lucha contra el virus. Por eso, era muy importante que el cambio de empresa se realizara sin menoscabo de la calidad del servicio prestada por los trabajadores a toda la población de nuestra comunidad.

La nueva empresa adjudicataria del servicio se llama Transalud Aragón. Es una UTE de dos empresas con dilatada experiencia en el sector: Egara y Maiz.

Para tranquilizar a la población, aseguran que “gracias a la profesionalidad de los trabajadores tanto en las ambulancias, como en el centro coordinador, el servicio se sigue desarrollando con la calidad y la normalidad habitual”, pero aseguran que “por lo menos en la provincia de Huesca, los trabajadores hemos padecido y seguimos padeciendo una serie de contratiempos y problemas”. Apuntan a que, desde que se empezó a dar servicio con el nuevo contrato, el pasado 5 de julio, realizan servicios covid, y posibles covid, “pero la empresa entrante no nos proporcionó Epis completos hasta mediada esta semana”, denuncian. Además, añaden, “hay compañeros que no tienen a día de hoy una equipación completa de ropa para trabajar, haciendo imposible el correcto lavado y desinfección de dicha ropa y poniendo en riesgo la salud de sus familiares, teniendo que lavar la ropa en sus domicilios. Para empeorar esta situación, la comunicación entre empresa y comité representante de los trabajadores es nula, ignorando la empresa todos los requerimientos del comité solicitando subsanar estas deficiencias y otras más que no enumeramos para no saturar este escrito. A día de hoy, desde este comité, se desconoce quiénes son las personas responsables de la gerencia de esta UTE, así como los responsables de recursos humanos, prevención de riesgos laborales, administración, etc. Y a nuestras solicitudes de comunicación y de que se nos proporcionen mails o teléfonos de dichos responsables, solo obtenemos la callada por respuesta.

Por todo esto, explican, "nuestras perspectivas de calidad y del buen desarrollo del servicio, así como de la dignificación laboral del sector no son buenas, por lo que consideramos pertinente ponerlo en conocimiento de la opinión pública." 

Comentarios