patrimonio

CHA-Monzón: “el PP demuestra que le importa muy poco el buen estado del castillo”

La formación recuerda que el auto de la suspensión provisional de los decretos del Ayuntamiento de Monzón no prohíbe el traslado del agrado Corazón 

La gran escultura se encuentra sobre la plaza de armas del castillo
Sagrado Corazón del Castillo de Monzón

Tras las últimas informaciones aparecidas en torno a la suspensión cautelar del traslado del Sagrado Corazón de Jesús del Castillo, CHA-Monzón recuerda que el hecho de que el titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Huesca haya dictado un auto para suspender provisionalmente los decretos del Ayuntamiento, no significa que la sentencia definitiva prohíba este traslado.

Para Alberto Ferrraz, coordinador de CHA-Monzón, “el PP lo que demuestra judicializando este asunto es que tiene muy poco respeto al Pleno Municipal que ya se posicionó en relación con este asunto, y de paso deja con su irresponsabilidad a las claras que no prioriza el buen estado del castillo. Su prioridad es el electoralismo y la manipulación”, señala.

Desde la formación insisten en que, con su peso, el Sagrado Corazón está deteriorando el castillo, concretamente el polvorín situado bajo sus pies, llamado Mina Caracol. Para ello recurren al texto íntegro de 2009 del Plan Director de Restauración del castillo, en el que se dice: “A mediados del siglo XX se erigió sobre la proa del patio de armas del castillo de Monzón una estatua del Sagrado Corazón de Jesús sobre un pedestal. Cincuenta años más tarde, su mantenimiento o su traslado a otro lugar es motivo aún de fuertes polémicas. La estatua del Sagrado Corazón se ubica en la vertical sobre el vacío del polvorín y espacios asociados. Esta circunstancia irregular de partida no ha provocado de momento problemas estructurales pero no es nada recomendable para la imagen ni para el polvorín subyacente. Por otra parte, la inserción de esta estatua y su cimentación provoca la penetración de humedad en los espacios interiores descritos e impide en cierto modo la correcta impermeabilización del firme. Si además de estas observaciones objetivas en torno a la seguridad de la propia estatua y la conservación del castillo, se añade que el Sagrado Corazón es un elemento extraño al perfil histórico-militar de la fortaleza, cabría concluir quizá un posible traslado de dicha imagen a otro emplazamiento más adecuado a determinar en el futuro”.

En palabras de Ferraz, “negar como hace el PP la afirmación de que un elemento de 1950 es extraño en un castillo medieval, es querer negar la evidencia en un intento de mezclar churras con merinas, y es que no se puede decir que el castillo de Monzón tiene que ser el buque insignia del turismo local y a la vez negarse al traslado del Sagrado Corazón de Jesús que impide su correcta restauración y su puesta en valor”.

Comentarios