PARQUIN

El Ayuntamiento de Monzón espera la respuesta judicial para concluir el contencioso del parquin

Tras la firma entre el  Ayuntamiento de Monzón y la empresa gestora del parquin  del acuerdo final, ahora tiene que ser el juzgado el que lo valide

Álvaro Burell, alcalde de Monzón
Álvaro Burrell, alcalde de Monzón, en los estudios de Radio Monzón dónde habló del parquin / Monzón

El pleno del Ayuntamiento aprobaba la propuesta de acuerdo transaccional que paraliza los procedimientos contenciosos administrativos relativos al parquin de la avenida Cortes de Aragón. Esta propuesta fue ratificada por los abogados de la empresa gestora de la infraestructura hasta su cierre. El acuerdo firmado por ambas partes está a la espera que lo valide el Juzgado donde se estaba litigando la indemnización que debía pagarse a la empresa.


Según explicaba el alcalde, Álvaro Burrell, con este acuerdo se cierra el proceso judicial en 2.450.000€, que podría haber sido 5.000.000€ si las sentencias no hubieran sido favorables para los intereses municipales.

BURRELL PARQUIN 2018

El Ayuntamiento se hizo con la propiedad por ley, lo que le obligaba al pago de las obras realizadas por aquella (edificio y apertura de la calle Jacilla), por una cantidad por determinar. La administración concursal las valoró en 3 millones de euros, y el Ayuntamiento, tras acuerdo plenario, en 1,5 millones.

El proceso generó dos contenciosos administrativos por recursos de la otra parte (el primero, en el anterior mandato municipal), y uno ya ha llegado al Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

De esta manera se zanja un asunto que se hubiera enquistado en los tribunales y de resolución incierta, con la amenaza de un final mucho más gravoso para las arcas municipales (por los intereses y las costas procesales).

Asimismo, el Ayuntamiento paga 900.000 euros más de lo que tenía previsto y 500.000 menos de la primera exigencia de la concursal. En todo caso, se hace con un bien inmueble cuya venta o uso para equipamiento reducirá a efectos prácticos el monto del desembolso.

Por último, el acuerdo es valorado por la corporación como “un asunto de ciudad”. Los portavoces recalcaron que de no zanjarse este asunto, sobre las futuras Corporaciones pendería una espada de Damocles. Todos coincidieron en que, al margen del análisis de lo sucedido (la inviabilidad del parquin), lo primordial era “cerrar de una vez por todas” la negociación y “olvidar” los contenciosos.

Comentarios