monzón

El parque acuático abierto sin el tobogán grande

En estos momentos se ejecutan unos trabajos para reforzar su estructura, se espera que la próxima semana ya se pueda usar

Parque Acuático
Parque Acuático de Monzón / Piscinas


La temporada del parque acuático de Monzón se iniciaba este miércoles aunque no al 100 por 100 de sus instalaciones, ya que el tobogán grande estará cerrado al uso hasta el día 20 de junio para terminar unos trabajos de seguridad consistentes en reforzar una parte de su estructura.
El concejal de Deportes del Ayuntamiento de Monzón, Miguel Aso, explicaba que se había encargado a una empresa especializada que revisará los toboganes, como consecuencia del mismo se ha actuado en las juntas para que no se noten y se detectó un problema en la estructura, que podría ir a más, pero que no suponía peligro, pero decidían actuar para solventarlo antes que llegue la temporada alta de las instalaciones.

ASO SEGURIDAD

Miguel Aso, concejal de Deportes

La próxima semana ya estará solucionado el problema y se podrán utilizar las instalaciones al 100 por 100.
Por otra parte, se ha dejado para después del verano el alicatado de los vasos, ya que la empresa adjudicataria inicialmente no pudo justificar la baja temeraria con la que había concurrido por lo que tuvo que cambiar de firma, lo que supuso un retraso y ante el riesgo de que no estuvieran a tiempo se decido no arriesgar.

Aso Vaso

Miguel Aso, concejal de Deportes

Este año se han vuelto a pintar y el próximo año estarán ya alicatados los vasos en unos trabajos que cuentan con un presupuesto de unos 200.000€ IVA incluido.

PARQUE

El parque acuático entró en servicio a mediados del mes de junio del año 2010, tras una inversión de 1,7 millones de euros, convirtiéndose en la única instalación de estas características en la provincia de Huesca. Desde su puesta en marcha cada año supera los 60.000 usos cada verano.
El parque cuenta con tres vasos, dos para adultos y uno de chapoteo. El primero de los vasos cuenta con dos toboganes por los que lanzarse con flotadores y otro para hacerlo sin ellos. La lámina de agua es reducida ya que se ha diseñado para ser un lugar donde ir a parar tras lanzarse por los toboganes. El segundo vaso es el dedicado a la práctica de la natación y también cuenta con toboganes aunque no tan prolongados como los del primer vaso, y por último también se cuenta con una piscina de chapoteo, para los más pequeños, en la que hay instalados dos mini-toboganes.

Comentarios