bajo cinca

El PSOE pide que se amplíe el período de exposición pública del Pozo de Hielo Cegonyer de Fraga

El proyecto tiene un presupuesto de 1,2 millones de euros

Cegonyer
Zona donde se ubica el Pozo de Hielo / sociedad

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Fraga ha solicitado formalmente la ampliación del periodo de exposición pública del “Proyecto de restauración y protección del Pozo de Hielo del Cegonyer y reurbanización de su entorno de protección”. El pasado 29 de diciembre el Boletín Oficial de la Provincia de Huesca (BOPH) publicó su aprobación en Junta de Gobierno, en la que no participan todos los grupos con representación, y la apertura del plazo de presentación de alegaciones por un periodo de 15 días que los socialistas quieren que se prorrogue 30 días más.
Una petición que se argumenta, según nota de prensa, en la coincidencia del periodo de exposición pública con la Navidad y las vacaciones del técnico municipal al que se le atribuye la redacción del proyecto. Una manera de hacer que, afirman, pone de manifiesto “el autoritarismo y la falta de transparencia a la que nos tiene acostumbrado el equipo de gobierno” que ya realizó una operación similar con el procedimiento de aprobación de los presupuestos de 2021. En esa ocasión ni se ha contado con los grupos de la oposición, a pesar de haberse comprometido a hacerlo en la última sesión plenaria, ni, lo que es más grave, con los ciudadanos y en especial con los vecinos que no conocen como les afectarán las modificaciones propuestas ni se les ha permitido realizar aportaciones.

Desde el PSOE de Fraga lamentan, sigue la nota, que el proceso de redacción de un proyecto de estas características no haya sido participativo, tal y como solicitaron y que deja cuestiones en el aire como la ubicación de la estatua de “La Fragatina”, símbolo de la Ciudad, el futuro del mercadillo de los martes, la considerable reducción de plazas de aparcamiento, la ordenación del tráfico rodado en una zona que lo distribuye a todo el casco histórico, qué ocurrirá si aparecen nuevos restos durante las obras o las dimensiones de la escalera que dará acceso al Pozo, no recomendables para personas con dificultad de movilidad.
Hechos que constatan, una vez más, añaden en la nota, la precipitación y falta de previsión del equipo de gobierno que ha tardado un año en presentar un proyecto, sin contar con nadie, cuya redacción se ha fraccionado para acelerar su conclusión en estos dos últimos meses tras 10 de absoluta dejadez como consecuencia de la paralización absoluta de los servicios técnicos municipales durante la pandemia que han sufrido los vecinos en primera persona. Unas prisas de última hora que no son buenas consejeras en la ejecución de un proyecto de esta envergadura que supondrá una inversión, en un principio, de algo más de 1,2 millones de euros.