VUELTA AL COLE

En torno a 1.830 alumnos regresaban a las aulas en Monzón

435 estudian en el CEIP Joaquín Costa, 390 al CEIP Aragón, 280 al CEIP Monzón III, 410 a Santa Ana, 235 al Minte, y 80 al CPEE La Alegría. 

Vuelta al cole en el CEIP Aragón (Monzón)
Vuelta al cole en el CEIP Aragón (Monzón)

Mucho trabajo de coordinación a nivel docente y administrativo, la ilusión por los reencuentros, nuevos alumnos, algún llanto de los más pequeños, pero en general, normalidad, han sido las notas dominantes en los seis colegios de Monzón que este lunes reeditaban “la vuelta al cole”. Entre los tres centros públicos, dos concertados y uno de Educación Especial con los que cuenta la capital ribereña, un total de 1.830 alumnos empezaban el curso.

El Colegio Aragón cuenta 390 alumnos matriculados, cifra muy similar al curso pasado, según explicaba Mar Sesé, su directora, que centraba las novedades en los talleres interniveles, que pasan a ser cada 15 días, mientras que el libro de Ciencia Naturales pasa a ser por proyectos; es decir, no será un libro de texto como se funciona hasta ahora.

Aragón Sesé

Mar Sesé, directora del CEIP Aragón

Al aumentar el número de recursos humanos, se ha rebajado la ratio de profesores por alumnos. El centro recibía a sus escolares con un photocall con el que daban la bienvenida al nuevo curso. Luego en el patio se les decían unas palabras y se les prometía cambiar el timbre. Este año, según explicaba Sesé, termina el proyecto de tiempos escolares, la conocida como jornada continua, y habrá que hacer una valoración y conocer la decisión del Departamento de Educación al respecto. La directora se muestra satisfecha de cómo ha funcionado.

Una valoración positiva de la jornada continua que también hacían desde el Joaquín Costa. En palabras de su secretario, José Luis Laplana, la satisfacción es mayoritariamente favorable, no solo entre padres y profesores, sino también entre el resto del personal no docente. En este curso, el Costa va a contar con un total de 435 alumnos: 130 en Infantil y 306 de primaria; la cifra es algo inferior a la de cursos anteriores, ya que desaparece un aula, lo que conlleva un profesor menos. Hay un total de 35 docentes.

COSTA LAPLANA

José Luis Laplana, secretario del CEIP Joaquín Costa

La principal novedad de este año es la adhesión del centro al programa autonómico bilingüe BritAragón, un proyecto marcado por la apuesta del Costa por el MEC British Council. Al trajín habitual del reencuentro de los chavales en el patio y los pasillos, se sumaba el de padres en la administración, ya que desde el primer día el centro oferta comedor escolar y la guardería, por lo que eran muchos los adultos que debían apuntar a sus hijos a alguno de estos servicios.

Por su parte, en el Colegio Monzon III se ha incorporado una segunda vía de infantil que se traduce en un aumento de alumnos hasta los 280, según su director Ramón Coll. Este año se iniciará un nuevo programa de Erasmus+ y ha sido incorporado por Educación como centro piloto del programa de bilingüismo Brit.

Monzon Coll

Ramón Coll, director del CEIP Monzón III

Como otros centros, la evolución es abandonar los libros físicos de texto, y en este colegio, la de artística será por proyectos. Coll recuerda que la tableta ya se incorpora para los alumnos más mayores. La apertura de una nueva vía ha hecho que se tengan que abrir nuevas aulas en el centro, que lleva 6 años en funcionamiento.

En cuanto al Colegio Santa Ana, el curso que ahora comienza va a acoger a unos 410 alumnos: en torno a 140 en Infantil y 360 en Primaria, cifra muy similar a la de años anteriores, como sucede con los profesores, que se mantienen en los 25. Entre las novedades, se encuentra el pintado de varias de las dependencias del centro, como explicaba su directora, Gemma Peirón.

STA.ANA PEIRÓN

Gemma Peirón, directora del Colegio Santa Ana

En lo que al programa educativo se refiere, continúan con la implementación del tercer curso de tiempos escolares y seguirán aglutinando todas las semanas culturales en una semana interdisciplinar como hicieran el año pasado con muy buenos resultados. Asimismo, siguen estudiando a cuáles de los nuevos programas de innovación planteados por la DGA se van a adherir.

También la Academia Minte iniciaba el curso con un número muy similar de alumnos: 235. Según explicaba el director Juanjo Lanuza, este año no hay grandes novedades, simplemente ha habido mucha rotación de los alumnos inmigrantes, ya que algunos han abandonado Monzón y otros han llegado nuevos a la ciudad.

ARAGÓN LANUZA

Juanjo Lanuza, director del Colegio Minte

Lanuza recuerda que la Minte es una academia que imparte su método propio. El director señala que se caracterizan por hacer muchas actividades para que los niños puedan socializarse, que es uno de los objetivos del curso.

Por último, 80 alumnos volvían a las aulas del CPEE La Alegría este lunes, 8 de ellos internos. La principal novedad de este año es la unificación de todos los escolares en el centro, después de que durante el pasado curso tuviera que trasladarse una de las aulas al Monzón III por falta de espacio. Rosa Mª Lanau, directora del colegio de educación especial, explicaba que ello ha sido posible gracias a la reconversión de una zona de la residencia en aulas. 

ALEGRÍA LANAU

Rosa Mª Lanau, directora del CPEE La Alegría

Lanau insistía en la necesidad de seguir ampliando el colegio, ya que sigue faltando, entre otras dependencias, un despacho para profesores o un espacio en el que los alumnos puedan realizar las obras de teatro que preparan a lo largo del curso, ya que hasta ahora tienen que desplazarse al Centro Reina Sofía de ATADES. Según decía la directora, el Ayuntamiento de Monzón cedió un terreno, por lo que Educación ya cuenta con el espacio, faltaría acometer las obras.

Comentarios