educación

Los problemas del CPEE La Alegría de Monzón llegan a las Cortes de Aragón

El comité de empresa hablaba del elevado número de alumnado, graves problemas de conducta de alumnos  y la demora en la provisión del personal 

CPEE LA ALEGRÍA
Imagen del exterior del CPEE La Alegría / Educación

El comité de empresa de Educación, Cultura y Deporte de la DGA en Huesca informaba , en la Comisión de Comparecencias Ciudadanas, sobre la situación del alumnado y de los trabajadores del centro de educación especial ‘La Alegría’ en Monzón. Concretamente, Arancha García, representante de este colectivo, detallaba que, tras treinta años, “la situación del centro en los últimos años ha continuado empeorando” y, en este sentido, apuntaba tres problemas fundamentales: “el elevado número de alumnado para las estancias, graves problemas de conducta en los alumnos y la demora en la provisión del personal no docente”.
De esta forma, García detallaba que el centro fue creado en 1986 por el Ministerio de Educación con el objetivo de atender las necesidades de alumnos de atención especial en la provincia. Concretamente, exponía que “se creó para atender a unos cincuenta alumnos, pero que, en la actualidad, acoge a ochenta alumnos y la matrícula no está cerrada”. Además, comentaba que se trata a alumnos en un intervalo entre los cuatro y los veintiún años. “No parece acertado que haya niños de infantil hasta formación profesional, sino está bien delimitado el espacio”, apuntaba.

Sobre las instalaciones, García informaba que, en este momento, disponen de once aulas, dos aulas-talleres y tres aulas en el Monzón III. “Para cubrir las necesidades se han ido haciendo reformas que suponen particiones de aulas y de espacios con usos distintos”, ha explicado, a la vez que ha detallado que una de las aulas era un dormitorio, que dos aulas son los espacios de los logopedas o que otras son producto de la partición de aulas originales.

De esta forma, criticaba que esta reutilización dé por resultado zonas “reducidas, con falta de iluminación y que impiden que cada alumno tenga su espacio delimitado”. Por otro lado, también exponía que la zona de porche del recreo se utiliza para otros usos, puesto que “el porche acristalado tiene problemas de temperatura en verano e invierno y con esta decisión se incumple un Real Decreto que exige que todos los patios deben de estar parcialmente cubiertos”.

Por otro lado, otra de las demandas era que “se carece de baños adaptados” o que el comedor funciona en tres turnos. En cuanto a la plantilla, exponía la problemática para cubrir bajas y que, debido a las aulas en el Monzón III, “parte de plantilla se ha trasladado”, lo que ha calificado como “un parche, ya que no ha solucionado el problema”.
“Creemos que debería establecerse una solución urgente para este curso y, después, a largo plazo, se debería fijar cuál es el número máximo de alumnos en las instalaciones actuales y, para el alumnado que exceda, se debería construir un nuevo centro o aulas sustitutorias en localidades cercanas”, señalaba, a la vez que solicitaba la ampliación del centro actual con zonas comunes, salón multiusos, sala de educación física y música o sala de profesores, entre otras demandas.

Comentarios