empleo

Los trabajadores de FerroAtlántica seguirán con movilizaciones hasta parar el plan industrial de Monzón

El Ministerio de Industria está buscando una reunión con FerroGlobe sin conseguirla, según el senador socialista, Gonzalo Palacín

FerroAtlántica
Movilización de FerroAtlántica en Paúles / Economía

Desde que se iniciarán las movilizaciones hace 7 días, los trabajadores de FerroAtlántica del Cinca van sumado apoyos de administraciones, a la del Ayuntamiento de Monzón se sumaba la de la Diputación de Huesca, pero a fecha de este jueves desde el Grupo FerroGlobe no se ha explicado en que consiste su plan industrial, con el reajuste de la producción de cuatro a un horno, sólo han conseguido una reunión, que se celebrará esta semana, con la dirección de Monzón, como explica el presidente del comité de empresa, José Luis Alós.

FERRO PLAN

José Luis Alós, presidente del Comité de Empresa

Las movilizaciones se van a extender en el tiempo hasta conseguir parar el plan, que como explica el senador y concejal socialista, Gonzalo Palacín, parece que los reajustes sólo van a afectar a Monzón y no al resto de plantas del grupo en España. Además, apunta que en el borrador de presupuestos del Estado hay una partida de 300 millones de euros para empresas como la antigua Hidro Nitro y por la disminución de CO2.

El senador añadía que desde el Ministerio de Industria se está intentando una reunión con la dirección de FerroGlobe, pero no lo ha conseguido hasta la fecha.

Ferro Palacín

Gonzalo Palacín,  senador por Huesca

La movilización de este jueves se inicia en la portería de fábrica y se desplazaban, tras la pancarta “No al cierre de hornos. Por el futuro y el empleo en FerroAtlántica del Cinca” hasta la entrada al polígono Paúles donde desvían el tráfico durante unos minuto, al grito de consignas que ya se están convirtiendo en populares como : “ Marques Villar Mir, déjanos vivir”, “¿Qué queremos?, Trabajar”, “Energía, solución”, “Dónde está el estatuto, el estatuto dónde está” o “Maroto, vaya roto”, entre otros.
Recordar que los trabajadores se oponen al descenso de producción por las consecuencias que tienen para el empleo y sobre la viabilidad de la empresa, al cerrar el horno de ferromanganeso con la consecuencia de perder mercado.
Además, reclaman las inversiones anunciadas, tras la venta de las centrales hidroeléctricas y que no se han hecho y un plan de futuro para los 150 trabajadores actuales.

En esta ocasión, apoyando a los manifestantes el diputado en Cortes de Aragón, y exalcalde, Álvaro Burrell.

Comentarios