ciclismo

Monzón se echa a la calle para ver pasar la Vuelta a España

Wallays se imponía en la meta volante situada el Paseo San Juan Bosco  de la capital mediocinqueña donde había mucho público viendo su paso

Con un pequeño adelanto sobre el horario previsto, llegaba a Monzón la Vuelta Ciclista a España en su etapa 18 Ejea-Lérida. El Paseo San Juan Bosco, donde estaba instalada la meta volante donde ganaba al sprint Wallays (al final también ganaba la etapa) por delante de Bol y Bystrom, sus compañeros de escapada, era el punto donde se concentraba la mayor parte del público.
Tres minutos después llegaba el pelotón que recibía los ánimos del público concentrado, previamente habían visto las motos y coches que acompañan a la serpiente multicolor por España. Tras el paso de la vuelta, se llenaban las terrazas aprovechando el buen tiempo que hacía.

Los vecinos de la capital mediocinqueña  se echaban a la calle bastante antes de la llegada, ya que nadie se quería perder el paso de la Vuelta donde el montisonense Javier Moracho tiene un peso específico como relaciones públicas de la empresa Unipublic, organizadora de la prueba.

La carretera nacional se cerraba al tráfico a las 15:30h donde la Policía Local de Monzón colaboraba de manera activa cerrando los accesos para evitar posibles peligros cuando pasaba el pelotón. Antes de la llegada de la Vuelta, su caravana pasaba por Monzón repartiendo artículos de merchandising.

Una vez pasados los ciclistas la ciudad recuperaba la normalidad y se desmontaba la meta volante para que los coches volvieran a ocupar la carretera.

La etapa se la llevaba también Wallays  tal y como hiciera en la meta volante de Monzón. Su compañero de escapada Bystrom era segundo, mientras que el pelotón llegaba  unos segundos después.

Comentarios