INVERSIONES

Lamentan que termine la legislatura sin ampliar el centro de salud de Sabiñánigo

Una inversión muy demandada por el Consejo de Salud desde 2006 y cuya necesidad fue reconocida por las Cortes de Aragón

Cambiar Sabiñánigo en un escrito lamenta la confirmación que ha recibido por parte de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Aragón, “que terminará la legislatura sin que se lleve a cabo la ampliación del centro de salud de Sabiñánigo”.

Una inversión, señalan, muy demandada por el Consejo de Salud de la localidad desde el año 2006 y cuya necesidad fue reconocida por las Cortes de Aragón ya en 2009 cuando se aprobó una moción de Izquierda Unida solicitando su ampliación.

En respuesta a la pregunta planteada a finales de 2018 por la diputada de IU, Patricia Luquin, a petición de Cambiar Sabiñánigo, sobre esta demanda, la Consejería indica que no está recogida para esta legislatura, mientras que respecto a las inversiones que se habían comprometido a realizar en la actualización de las condiciones funcionales de confort actual, así como para mejorar el espacio de atención y de trabajo para pacientes y profesionales, tan solo ha terminado de pintar el centro de salud en 2017 y ha hecho inversiones en equipamiento médico básico del que deben estar dotados todos los centros, como desfibriladores, “lo que no corresponde en absoluto con sus promesas de mejora en la atención de pacientes y el trabajo de los profesionales”. 

“Ni siquiera se ha acometido el cambio del quemador de la caldera de la calefacción y sólo dicen que están valorando acondicionar un espacio provisional protegido para el vehículo del centro”, indican.

A día de hoy, el centro carece de conexión segura y rápida a internet por nodisponer de fibra óptica y sus facultativos atienden a un número muy elevado de pacientes sin contar con espacios “que garanticen la atención digna que estos merecen”, por ello, desde Cambiar Sabiñánigo, que no entiende por qué el resto de grupos políticos no expresan públicamente la misma preocupación, seguirá reclamando la ampliación, la contratación de más facultativos y una conexión a internet por medio de fibra óptica.

Concluyen su nota de prensa, que “difícilmente combatiremos la despoblación en las zonas rurales, si no mejoramos notablemente los servicios públicos que en ellas se prestan y facilitamos la labor de los profesionales que los atienden. Más cuando la justificación que se usa es la falta de recursos económicos mientras se beneficia a las clases pudientes modificando el impuesto de sucesiones y mermando la recaudación en más de 40 millones de euros para las arcas públicas”.

Comentarios