INVESTIGACIÓN

Los vinos de la Tierra de Biescas tendrán su DNI

Ha sido presentado el proyecto de innovación para la recuperación y puesta en valor de variedades de vid antiguas de montaña que implica a 5 socios

Proyecto recuperación de viñedos de montaña
Yolanda Gogorcena, Pilar Gracia, Luis Estaún, y Esperanza López

Ha sido presentado el grupo de cooperación de agentes del sector agrario “Vinos del Altura”, en el que están integrados; la Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (Csic), bodegas Bal Minuta, una empresa de vinos y licores del Vivero de empresas agroalimentarias de Biescas y el Ayuntamiento de esta localidad.

Su formación ha surgido para sacar adelante el proyecto de innovación para la recuperación y puesta en valor de variedades de vid antiguas de montaña, especialmente de la Tierra de Biescas y que ha sido aprobado en el marco del Programa de Desarrollo Rural de Aragón 2014-2020, al que se presentaron unos 140 proyectos, siendo seleccionados 52, entre los que se encuentra éste. Con un presupuesto de 14.000 euros, una duración de tres años y cuenta con fondos europeos Feader, que aportan el 80% y del Gobierno de Aragón el 20%.

La investigadora, Yolanda Gogorcena, de la Estación Experimental Aula Dei, dependiente del Csic, ha manifestado que va a realizarse un trabajo en caracterizar e identificar las variedades de vid, su catalogación y comprobar si son de las conocidas o no. Ha indicado que “ hay 13 variedades adaptadas a esta zona de viñedos antiguos abandonados y que comprobaran cuales pueden ser autóctonas y de otras que puedan aparecer en diversas zonas del municipio o de tierras próximas”.

Con este proyecto se va a conseguir “ el DNI de cada una de las variedades, al realizarles las correspondientes pruebas del ADN de los viñedos”. A esto va a unirse “la realización de un estudio sobre la erosión del suelo, ya que las cepas de vino se plantarán en terrenos con pendiente”. Siendo el único proyecto de estas particularidades que se ha aprobado en esta convocatoria y en otras.

De las bodegas Bal Minuta, Pilar Gracia, de donde surgió la iniciativa, ha calificado de “ bombazo la realización de este estudio por encontrar variedades de la Tierra de Biescas, que se explotaron para un consumo particular de vino y que por las circunstancias fueron abandonadas”.

Desde estas bodegas, que tienen su plantación en Barbenuta, llevan 5 años recuperando variedades de distintas zonas del Pirineo, “en concreto 4 del aragonés y 9 del catalán”. Gracia ha precisado que “ realizaron la plantación de las mismas y 2 en concreto se va estudiar si son autóctonas”. Ha insistido que esta acción poner en valor a la agricultura, las variedades de vid y por supuesto “ también va a representar el mejorar el producto que ha estado en este territorio ” .

El alcalde, Luis Estaún, como la vicepresidenta de la Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala, Eseranza López, han resaltado en la presentación que “ en un futuro se puede contar con un vino de montaña especifico de esta comarca, el desarrollo de nuevas opciones de producción como las que se están ya llevando a cabo y dentro de las políticas de actuación contra la despoblación”.

Comentarios