politica 

CHA-Monegros considera que los parques eólicos proyectados no pueden afectar al regadío o al patrimonio natural o histórico

Iván Tella
Iván Tella

CHA-Monegros considera que las renovables son imprescindibles para hacer frente a la emergencia climática, pero esta debe ser compatible con la preservación de la actividad económica tradicional, y con la preservación del patrimonio natural y patrimonial de Monegros, y es que los proyectos que se están tramitando tienen unas dimensiones y unos impactos desconocidos hasta hoy. Por eso alertamos de la necesidad de modificar la ubicación de algunos de los parques eólicos proyectados por la empresa Forestalia en los municipios de Sariñena, Villanueva de Sijena, Sena, Castejón de Monegros, Lalueza, Lanaja y Poleñino, así como las líneas de alta tensión para el transporte de esta energía a Cataluña.

La suma de todos los parques es de tal magnitud que va a suponer una transformación histórica de nuestro paisaje y de nuestra economía para todo lo que queda de siglo, por eso no se concibe que el Gobierno de España no de más tiempo para estudiar los proyectos y poder presentar alegaciones, y es que “es lamentable que a un ayuntamiento le cueste dos años cambiar una calle en su planeamiento urbanístico para poder hacerte una casa de planta baja para vivir y sin embargo para montar alrededor de un pueblo aerogeneradores de 150 metros se nos diga desde Madrid que tenemos que resolverlo en un mes”, ha afirmado Iván Tella, presidente de CHA-Monegros.

Tella, comparte la preocupación de los regantes “porque después del esfuerzo económico que supone poner en regadío grandes extensiones de tierra, poner en peligro este modo de vida por la instalación de parques eólicos no tiene sentido, y es que solo los regantes de Lasesa han alertado de que se verían afectadas 211 parcelas de regadíos, 50 caminos y 170 familias, por eso lo primero que hay que exigir es que los molinos se ubiquen en parcelas de secano”.