sociedad

La Plataforma “Sijena Sí” cumple su primer aniversario

En un año, 2.400 personas se han adherido a la plataforma y recogido 8.700 firmas para el retorno de los bienes de Sijena

Plataforma "Sijena Sí" en Barcelona
Representantes de la Plataforma "Sijena Sí" en su visita a Barcelona el año pasado

El 8 de abril de 2017 se constituía oficialmente en Villanueva de Sijena la Plataforma “Sijena Sí”. Un movimiento ciudadano que nacía con el objetivo de reclamar y exigir dignidad y justicia ante la situación en la que se encuentra el Real Monasterio de Sijena, declarado Monumento Nacional en 1923; defender y difundir la verdad histórica sobre el expolio sufrido por el cenobio monegrino; o trabajar por la devolución de los bienes expoliados, entre otras cuestiones. Ha transcurrido un año en el que la plataforma ha dejado oír su voz reivindicativa en Lérida, Barcelona y Berbegal, además de aprovechar ferias y mercados para recoger firmas y adhesiones para la causa. Un año en el que han pasado algunas cosas en torno a Sijena como el retorno en el pasado mes de diciembre de 44 piezas artísticas que se encontraban en el Museo de Lérida o que el Gobierno de Aragón esté trabajando en un Plan Director para el monasterio y su zona expositiva, y que se dará a conocer en los próximos días. Y mientras tanto, muchas miradas puestas en Sijena.

Conseguidos algunos de los objetivos iniciales, ahora la plataforma pretende ir más allá. Según Juan Yzuel, portavoz de “Sijena Sí”, en este primer año “se ha cumplido la primera media fase de uno de nuestros objetivos tras la llegada al monasterio de los bienes que se encontraban en Lérida y a la espera de que lleguen las pinturas murales, ahora en el Museo Nacional de Arte de Cataluña”. Para Yzuel, “es el momento de creernos Sijena y por eso nos marcamos ahora el horizonte ‘Sijena 2023’, a cinco años vista, y con objetivos ambiciosos y consensuados por todos”.

Recientemente, el comité científico de la plataforma mantenía una reunión con las Hermanas de Belén, actuales moradoras del cenobio monegrino, para conocer de primera mano cómo habían vivido los últimos acontecimientos en torno a Sijena y también saber la postura de la comunidad religiosa de cara a un futuro. “Las hermanas, según Yzuel, han vivido los acontecimientos de los bienes y de la lucha reivindicativa con mucha perplejidad, mucho dolor y cierta confusión. Para las hermanas, Sijena era un espacio de silencio, de armonía, paz y oración, y de repente se convirtió en un espacio de conflicto, de lucha y reivindicación y con mucha carga mediática”. En este sentido, las Hermanas de Belén trasladaron al comité científico de la plataforma que sobre todo quieren mantener la identidad del monasterio, “si bien no están en contra de que el cenobio amplíe sus días de visita, pero de una manera ordenada y organizada”.

Si hubiera que poner un titular al año de vida de la plataforma, Juan Yzuel no duda en señalar que este sería el de “Remando juntos”. Para Yzuel, “lo que ha conseguido la plataforma es ver que hay cosas en Los Monegros, en el altoaragón y Aragón, en las que todos estamos de acuerdo, pero con tendencia al individualismo y a cantar jotas de estilo, en lugar de cantar como una coral. Cada uno de los grupos políticos, de las asociaciones y de las personas vamos a lo nuestro y no nos damos cuenta de que necesitamos unir todas nuestras energías para conseguir el bien común”.

A lo largo de este primer año de vida de la Plataforma “Sijena Sí”, 2.400 personas se han adherido a la plataforma y recogido 8.700 firmas a través de change.org para el retorno de los bienes a Sijena.

Comentarios