gimnasia rítmica

Más de un centenar de gimnastas en el encuentro de la Escuela Comarcal de Gimnasia Rítmica

Las 35 coreografías han concluido con un “viaje al mundo de las emociones” que ha hecho vibrar al numeroso público

gimnasia rítmica Monegros
Las participantes disfrutaron de una intensa jornada

Un total de 110 gimnastas han participado en el encuentro comarcal de la Escuela de Gimnasia Rítmica de la Comarca de Los Monegros que ha tenido lugar este fin de semana en el pabellón polideportivo de Leciñena. Entre los asistentes se encontraban el alcalde de Leciñena, Gonzalo Gavín, quien ha dado la bienvenida al numeroso público procedente de numerosas localidades monegrinas, así como la presidenta de la Comarca de Los Monegros, Judith Budios, y el consejero comarcal de Juventud y Deporte, José Luis Alastrué, quienes han entregado los diplomas a los participantes en el encuentro.

Budios ha agradecido la colaboración del ayuntamiento de Leciñena, “por prestar las instalaciones para llevar a cabo el encuentro”, así como la confianza depositada año tras año por las familias para que sus hijos e hijas “aprendan una disciplina que, como hemos comprobado hoy en este encuentro, además de deportiva es artística” y, especialmente, ha aplaudido a las monitoras de la Escuela Comarcal, Celia Pineda, María Sarasa y Belén Plana, “por su gran labor durante el curso y el esfuerzo realizado para poner en marcha este emocionante encuentro”. Organizado por el Área Comarcal de Deportes de la Comarca de Los Monegros, el encuentro ha durado alrededor de dos horas, durante las cuales, el alumnado de la Escuela Comarcal de Gimnasia Rítmica ha llevado a cabo distintas actuaciones en conjunto e individual, con manos libres y diversos aparatos: mazas, cinta, aro, cuerda y pelota.

El encuentro supone el colofón al curso 2017-2018 de la Escuela Comarcal de Gimnasia Rítmica que ha contado con aulas en las localidades de Sariñena, Bujaraloz, Leciñena, Lanaja, Sena y Grañén, cuyo alumnado ha demostrado sobre el tapiz todo lo que ha aprendido a lo largo de estos meses de trabajo. El broche final lo ha puesto un “Viaje al mundo de las emociones” durante el que los gimnastas han realizado diferentes coreografías con el hilo conductor de la alegría, la tristeza, la ira y el miedo en un alarde de creatividad que ha puesto en pie a un público entregado.

Comentarios