monegros 

Los Servicios Sociales recuperan la normalidad de forma paulatina tras la reestructuración

El servicio fue modificado debido a la crisis de la covid-19

wer
wer

Se prevé que a partir del 1 de junio el Servicio comarcal de Ayuda a Domicilio reincorpore a todos sus usuarios, tras las medidas preventivas y excepcionales que se tomaron para responder al impacto generado por el coronavirus en Los Monegros. Quien decida no incorporarse, podrá hacer una renuncia temporal de cómo máximo tres meses y abonar la mitad de la cuota establecida. Una cuota que no han tenido que pagar durante estos meses de alarma. Además, los usuarios tienen la obligación de advertir de su situación de salud al prestador de los servicios, con el fin de evitar posibles riesgos. Por otro lado, los Servicios Sociales comarcales continuarán, como han venido haciendo en todo momento, con el seguimiento de la situación de las personas mayores y/o dependientes que viven solas y no son usuarias de ningún servicio social comarcal en estos momentos.

“Estamos volviendo a la normalidad, de forma paulatina”, señala la consejera comarcal de Servicios Sociales, Ana Puey, quien recuerda que, ante la situación de emergencia sanitaria, se tuvo que llevar a cabo en Los Monegros, una reestructuración del Servicio de Ayuda a Domicilio. “De ahí que se dieran bajas temporales, muchas por petición de las propias familias y personas usuarias, y siempre previa valoración técnica”, puntualiza. Esta reestructuración permitió que “parte de nuestra plantilla de auxiliares de ayuda a domicilio pudieran quedarse en su casa de forma preventiva para cubrir posibles bajas de otras compañeras, lo que afortunadamente no ha sido necesario hasta ahora”, señala la directora. Del mismo modo, ocho auxiliares se incorporaron a trabajar en la residencia de mayores de Sariñena, tras decidirse el confinamiento como medida para atajar el brote de COVID-19.

Todas estas medidas, sumadas a que, en todo momento, se han utilizado materiales de protección para trabajar con la máxima seguridad, unido al esfuerzo y compromiso de las trabajadoras del servicio de Ayuda a Domicilio han hecho posible que, hasta la fecha, el trabajo se haya desarrollado durante la pandemia de forma muy satisfactoria. “Además de la labor asistencial, uno de los objetivos de la Ayuda a Domicilio es la prevención y evitar el deterioro de las personas mayores y esto ha sido esencial a la hora de prevenir contagios”, indica la consejera comarcal. Por todo ello, el presidente de la Comarca de Los Monegros, Armando Sanjuan, agradece de forma especial a todas las trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio de Los Monegros su gran labor y esfuerzo, “porque han estado al pie del cañón durante toda la pandemia y continúan estándolo; no hay que bajar la guardia y tenemos que recordar que todavía estamos en estado de alarma”.

Comentarios