iglesia

Fallece el maestro de capilla de la Catedral de Huesca, Juan José de Mur

Compuso un importante número de piezas musicales religiosas, entre ellas, la Missa in honorem Sancti Laurenti

Imagen de archivo de Juan José de Mur
Imagen de archivo de Juan José de Mur


Este lunes fallecía en Huesca quien fuera maestro de capilla y organista de la Catedral de Huesca, entre 1962 y 2010, Juan José de Mur Bernad, a los 91 años. Nacido en Bielsa, fue ordenado sacerdote en 1955, y desde entonces ocupó un buen número de cargos dentro de la diócesis, primero de Barbastro y posteriormente, de Huesca.

Su faceta más destacada fue la de maestro de capilla. De hecho, en su vida profesional como músico, ha publicado diversos libros relacionados con el ámbito de la música regional popular y religiosa. Es el autor del Catálogo del Archivo de Música de la Catedral de Huesca, que reúne unas 50 obras religiosas, entre misas, completas y misereres, que ha interpretado en la Catedral de Huesca. En 1970, publicó el Cancionero Altoaragonés, que contenía un centenar de cantos. En 1986, publicó el Cancionero popular de la provincia de Huesca, donde recoge unas 580 canciones.

En cuanto a sus composiciones, en 1994, presentó el Oratorio a la Natividad de Nuestro Señor Jesucristo y Sinfonía Altoaragonesa. También estrenó la Suite Altoaragonesa y la Missa in honorem Sancti Laurenti, en agosto de 1997. En 1999, se interpretaron las Completas y el Te Deum laudamus. En el año 2000, La Pasión de Cristo según San Mateo; dos años más tarde, la Segunda Misa a San Lorenzo para coro a cuatro voces mixtas, solistas y orquesta. Y en 2006, La Ascensión del Señor.

De Mur fue capellán de las religiosas de Santa Clara, director-consiliario de la Venerable Orden Tercera de San Francisco, vicedirector espiritual de la Adoración Nocturna Femenina, y canónico numerario de la Santa Iglesia Catedral de Huesca.

Además, el 2 de junio de 2014 fue nombrado académico de Bellas Artes de la Real Academia de San Fernando de Madrid, en la rama de Musicología. Era Académico de Honor de la Academia de las Artes y el Folclore de Aragón desde 2019. Era también autor del libro “Cancionero popular de la provincia de Huesca”.

Dentro de la diócesis de Barbastro, fue cura ecónomo de Yela y Bisaurri y maestro de Capilla en Barbastro en 1960.