graus

Graus reconoce el amor y dedicación por la cultura local de ‘Lola Menal’

El IX Premio Esteban de Esmir se entregaba este sábado en el teatro Salamero

Premio Esteban de Esmir 18
María Dolores López Lacambra recogiendo el galardón de manos del concejal de cultura del Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Graus entregaba el IX Premio Esteban de Esmir a María Dolores López Lacambra, conocida como Lola Menal, en reconocimiento a la colaboración, anónima y desinteresada, que la premiada viene presta, tanto al consistorio como a otras personas y colectivos, en la documentación e investigación de la historia reciente de Graus, en cualquiera de sus aspectos. La entrega del galardón tenía lugar en el teatro Salamero, a cuyo escenario subió Lola, por primera vez, hace 70 años. En esta ocasión, lo hacia para recoger de manos del concejal de cultura Joaquín Baldellou el premio a su amor y dedicación por el patrimonio local.

Una foto de la galardonada, del año 1950, correspondiente a la representación de la obra María Estuardo tras la inauguración del Sagrado Corazón, presidía el escenario mientras María Dolores López agradecía el reconocimiento. Nunca creyó, decía, que, por el estudio de la cultura grausina fuera merecedora de un premio porque añadía ‘es mi forma natural de ser y respirar’.

Premio Esteban de Esmir 18 2
Lola Menal en un momento de su intervención

Se refería a si misma como un archivo viviente, testigo activo de la vida y cultura local, que, indicaba, ha querido salvaguardar para las generaciones futuras y que siempre a puesto a disposición de los estudiosos de la historia de Graus.

Explicaba que es ‘un archivo es como una cueva del tesoro’ sólo que, en lugar de un dragón guardián, el estudioso encuentra entusiastas como él’. El cuento añadía no puede tener un final más feliz porque reconocía sentirse orgullosa de haber servido de guía a tantos proyectos de investigación.

Una memoria prodigiosa, que le permite recordar, relacionar, analizar y reflexionar la convierten en una archivera activa, un eslabón más de la cadena de la que forman parte otros estudiosos del pueblo como Toón de Baldomera o Pallasón.

No olvidaba Lola a su familia, que siempre ha participado de forma muy activa en la vida cultural de Graus, especialmente su padre cuya estela quiso seguir e incluso ampliarla. Finalizaba su discurso diciendo que ‘los pueblos no necesitan consejos, sino conocerse para conservar y transmitir su identidad’.

Antes de la entrega del galardón, obra de la ceramista Marta Danés, Jorge Mur, técnico de cultura, se refirió al aspecto físico de Esteban de Esmir bastante desconocido, a través de una docena de imágenes. Recordó que fue el fundador del colegio de la Compañía, que vivió la canonización de Ignacio Loyola, íntimo de Baltasar Gracián y fallecido en 1654 siendo enterrados, su corazón y vísceras, en la catedral de Huesca y el resto de su cuerpo en la basílica de la Peña.

Acerca de la galardonada con el premio Esteban de Esmir Mur señaló que todos los pueblos deberían tener entre sus vecinos ‘una Lola Menal imprescindible para según que investigaciones’.

Tras la entrega del galardón, el trío Lakme ofreció su espectáculo ‘Cantán l’aragonés’.

Comentarios