huesca

Huesca celebra el Santo Cristo de los Milagros

A lo largo de este jueves se celebrarán varias misas donde se pondrá de manifiesto la gran devoción que se le tiene

Imagen del Santo Cristo de los Milagros
Imagen del Santo Cristo de los Milagros


La festividad del Santo Cristo de los Milagros, una de las figuras más veneradas de Huesca, se conmemorará este jueves en la Catedral, después de la novena que se ha celebrado a lo largo de estos días, y de que el pasado domingo protagonizara una multitudinaria procesión por las calles de la capital oscense hasta la basílica de San Lorenzo, con motivo del 125 aniversario de la erección de la Cofradía del Santo Cristo de los Milagros y San Lorenzo Mártir. En esta ocasión, como ocurre cada año, romeros procedentes de diferentes localidades, misas, exposición de la imagen y pontifical son los ingredientes de una jornada que atrae a cientos de oscenses.

A las 7:45 de la mañana se recibirá a los peregrinos que lleguen desde muy diversos pueblos a la plaza de la Universidad, y a las 8 se trasladará la imagen del Santo Cristo desde su capilla hasta el Altar Mayor, donde presidirá toda la jornada. Entonces se celebrará la primera eucaristía del día.

Habrá más misas, a las 10 y a las 12 de la mañana, y a las 6 de la tarde. Por último, a las 8 de la tarde se celebrará el solemne pontifical presidido por el obispo de Huesca, a cuyo término se realizará de nuevo el traslado del Santo Cristo al camarín de su capilla.

Los peregrinos llegan a Huesca desde primera hora de la mañana. El año pasado, después de haber andado durante varias horas de la noche, se contabilizaron 78 peregrinos llegados desde 16 localidades diferentes, como Banastás, Antillón, Bolea, Chimillas, Banastás, Quicena, Sangarrén o Vicién, entre otras.

La del Santo Cristo de los Milagros es una de las 16 fiestas religiosas propias de la Diócesis de Huesca. A lo largo de la jornada serán cientos de fieles los que se acerquen a la Catedral a participar en los actos. Al acabar cada misa, quien lo desee, podrá pasar por el manto del Santo Cristo cuantos objetos personales quiera, como estampas, postales, llaves o fotos.

Comentarios