huesca 

Huesca gana el Premio de Buenas Prácticas Locales por la Biodiversidad de la FEMP

Isla de biodiversidad en el Polígono 41 en plena floración
Isla de biodiversidad en el Polígono 41 en plena floración

El Ayuntamiento de Huesca ha sido ganador del Galardón del III Premio de Buenas Prácticas Locales por la Biodiversidad que impulsa la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). El proyecto ‘Del control biológico a la naturaliza-ción urbana: 12 años de evolución en la ciudad de Huesca’ ha merecido el primer premio de la categoría de Fauna.

Se trata de un proyecto que trata de vertebrar un ecosistema en el que los propios insectos se encargan de realizar el control biológico de pla-gas. La siembra de áreas refugio, tal y como se las denomina desde el punto de vista técnico, sirve para lograr atraer o mantener a determina-dos insectos de una gran importancia para este objetivo.

Las islas de biodiversidad cumplen un papel primordial. Además de su atractivo visual, contribuyen a atraer fauna para controlar las plagas y atraer polinizadores, como mariposas o abejas, que equilibran el ecosis-tema urbano. Y, además, tienen una función pedagógica para la ciuda-danía; nos ayudan a ser más tolerantes con la vegetación espontánea.