huesca

Huesca invierte casi 100.000 euros para controlar la población de estorninos y palomas

Campaña control estorninos
En Huesca la población actual de estorninos es de unos 30.000

El portal de contrataciones del Estado publica la formalización del contrato para el servicio de control de la población de palomas y tórtolas así como el control de los asentamientos de estorninos y otras aves gregarias durante los periodos de migración de la ciudad de Huesca y Barrios Rurales. Son dos años de contrato para la empresa Anticimex por un montante de casi 100.000 euros.

El control de la población de estorninos es un problema histórico ya para la ciudad de Huesca puesto que en los últimos años determinados puntos de la ciudad sirven de dormideros urbanos a una ingente cantidad de estas aves con los problemas que ello conlleva, la capital oscense cuenta con unos 30.000 en la actividad llegó a tener muchos más, como explicaba el alcalde, Luis Felipe.

Aves que se reúnen a lo largo de los meses de septiembre a marzo en los parques urbanos, estableciendo allí sus dormideros comunales y causando considerables molestias de salubridad y limpieza, con las consiguientes quejas vecinales que se han visto aumentadas durante los últimos días.

La labor de este contrato es también importante para el control de palomas, cuando la densidad de población tanto de doméstica como torcaz, o de otros ejemplares de origen autóctono o exótico, exceden de los niveles normales para dichas especies son las causantes de problemas higiénico-sanitarios que afectan directamente a la ciudadanía por lo que también es necesario tomar medidas.

Se pueden ver degradados, según el lugar en donde se manifiestan los excesos de población de las aves, edificios patrimoniales, públicos y privados, instalaciones, así como plazas y espacios libres públicos. La falta de depredadores naturales en el entorno urbano, en donde se reproducen estas aves; la colonización del medio; y su alta velocidad de reproducción, hace necesario tomar las medidas pertinentes para dar solución a los problemas planteados y satisfacer el interés público.