huesca

Huesca no olvida a las víctimas del terrorismo

El alcalde de Huesca, en el acto de homenaje a las víctimas, pedía unidad de todos como única forma de luchar contra cualquier tipo de terrorismo

Familiares de víctimas del terrorismo de ETA Acto a favor de las víctimas
En el acto participaban los familiares del general Atarés, el coronel García Lozano y el general de brigada Garrido, su mujer y su hijo, asesinados por ETA


El ayuntamiento de Huesca celebraba, un año más, un acto en homenaje a las víctimas del terrorismo, en la plaza de San Antonio junto al monumento que la ciudad les dedicó. Seis consejeros de la Ciudad de las Niñas y los Niños leían un manifiesto así como tres poemas alusivos a la paz. Además, la Banda de Música interpretaba varias piezas musicales relacionadas con la paz. A este emotivo acto asistían los familiares de varias víctimas que ETA asesinó. El alcalde destacaba que, desde la unidad y el respeto, querían mostrar el reconocimiento de la sociedad oscense a la dignidad de las víctimas del terrorismo y a sus familias.

La corporación municipal, representantes de las Cortes de Aragón, diputados provinciales, la subdelegada del Gobierno y responsables del Ejército, la Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local también se encontraban presentes al igual que un buen número de oscenses.


Alcalde y niños acto por las víctimas del terrorismo
En el acto tomaban parte el alcalde de Huesca y varios consejeros de la Ciudad de las Niñas y los Niños

Protagonistas del acto eran los niños, con su particular visión de la paz. En su manifiesto resaltaban que hay muchas formas de conflicto, algunas más visibles y otras menos, pero todas igualmente rechazables. La guerra, el terrorismo, el tráfico de armas, el machismo, el abuso sexual, las fronteras y el trabajo infantil son palabras que hay que erradicar. Los niños pedían abrazos y besos, compartir, ayudar y poder elegir, tranquilidad para poder crecer, juegos, recreo y descanso, menos conflictos y espacio para todos, que los adultos jueguen con ellos; quieren ser mediadores, escuchar, conocerse y respetarse, que venga gente de fuera a vivir en España y, sobre todo, paz. Además, leían tres poesías de Rafael Alberti, Gloria Fuertes y García Lorca.

Los familiares presentes en el acto eran Matilde Atarés, hija del general de la Guardia Civil Juan Atarés, un oscense que fue asesinado en Pamplona en 1985, los hermanos Garrido, hijos de Rafael Garrido, gobernador militar de Guipuzcoa, que fue asesinado junto a su mujer, Daniela Velasco y su hijo Daniel en 1986, y Blanca Bescós, viuda de Luis García Lozano, también gobernador militar, coronel asesinado por ETA en 1991. Todos ellos agradecían el recuerdo y, dado que como aseguran, estos asesinatos no sirvieron para nada, se sentían arropados con la necesidad de que no se les olvide.

Alcalde y niños acto por las víctimas del terrorismo
Alcalde y niños acto por las víctimas del terrorismo

En su discurso, Luis Felipe, alcalde de Huesca, hacía referencia a la fecha del pasado 3 de mayo, cuando ETA anunció su desaparición definitiva, estando ya derrotada y sin haber logrado ninguno de sus objetivos, y habiendo dejado, tras sus 829 víctimas, una historia sangrienta y un sufrimiento inútil e indescriptible.

El alcalde lamentaba la amenaza del terrorismo internacional y los nuevos desafíos que surgen, como la adecuada atención a quienes huyen del terrorismo en otros lugares. Añadía que la sociedad española que venció a ETA debe ser capaz de dar respuesta a quienes hoy reclaman nuestra solidaridad y humanidad. Felipe hacía un llamamiento a la unidad de la sociedad y de los responsables políticos, porque sólo desde la unidad tenaz, duradera, estratégica y con objetivos muy claros se podrá hacer frente a la barbarie, garantizar la seguridad y la convivencia y dar respuesta al sufrimiento que causa el terrorismo.

Comentarios