sociedad

20 años sin Javier Osés

Este viernes se cumple el aniversario de su muerte con varias misas en la Catedral en su memoria

Javier Oses durante la procesión del día 10 de agosto
Javier Osés fue obispo de Huesca durante 32 años

Este viernes, 22 de octubre, se cumplen 20 años desde el fallecimiento de Javier Osés, recordado obispo de Huesca durante más de tres décadas. Con este motivo, en la Catedral de Huesca se van a celebrar varias misas en su memoria, a las 9.00, a las 10.00 y a las 18.00, esta última será presidida por el actual obispo, Julián Ruiz.

Javier Osés nació en Tafalla el 23 de agosto de 1926. De una familia de labradores, fue el segundo de ocho hermanos (cinco mujeres, de las que tres ingresaron en órdenes religiosas, y tres varones). Cursó sus primeros estudios en el colegio de Escolapios de su ciudad natal. Ingresó en el Seminario de Pamplona en 1939, y continuó sus estudios en La Universidad Gregoriana de Roma, donde estudió Teología y Derecho Canónico.

Fue ordenado sacerdote en Roma el 19 de marzo de 1950, por Mons. Luigi Traglia. Después de volver de la capital italiana, y tras una primera experiencia pastoral en la parroquia de Zudaire, a donde llegó en 1954, fue profesor de Derecho y Moral, y rector del Seminario (1967-1969). Al tiempo formaba parte del cabildo de la catedral de Pamplona como canónigo doctoral. Desempeñó asimismo los cargos de consiliario de Juventud de Acción Católica y responsable diocesano de Pastoral Familiar, notario mayor del Arzobispado y adscrito en la parroquia de Cristo Rey.

El 10 de noviembre de 1969 fue preconizado obispo de Abula y auxiliar de Huesca. Fue consagrado obispo por el Nuncio Apostólico en España, Luigi Dadaglio, el 7 de diciembre de 1969 en la Real y Parroquial Basílica de San Lorenzo de Huesca y tomó posesión de la sede oscense como obispo auxiliar. Tenía entonces 43 años, por lo que se convirtió en uno de los obispos más jóvenes de España. Fue nombrado obispo titular de Huesca el 28 de febrero de 1977. Desde 1983 y hasta 1985 fue Administrador Apostólico de Jaca.

En la CEE fue miembro de las Comisiones Episcopales de Pastoral, de Apostolado Seglar y Pastoral Social. Fue Presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral de 1984 a 1990, y de Pastoral Social, desde 1999 hasta la fecha de su fallecimiento.

Después de 32 años como obispo, el 24 de agosto de 2001 dimitió de su cargo al cumplir los 75 años. Murió en Pamplona el 22 de octubre del mismo año. La Misa funeral se celebró en la Catedral de Huesca al día siguiente. Fue presidida por el Arzobispo de Zaragoza D. Elías Yanes. Más de 200 sacerdotes concelebraron. Los fieles llenaron el templo y la Plaza de la Catedral.

Entre otras distinciones destacan el título de Hijo Adoptivo de la ciudad de Huesca (octubre del 2000), la Medalla a los Valores Humanos, que concede el Gobierno de Aragón, (23 de abril de 2001) y el título de Hijo Predilecto de la Ciudad de Tafalla (2 de julio de 2001).