huesca

A licitación el derribo del inmueble ubicado en Joaquín Costa, frente a la tapia de las Miguelas

El edificio, ocupado en la actualidad, deberá ser desalojado antes de tirarlo

Edificio de la calle Joaquín Costa 38, que será derribado
Edificio de la calle Joaquín Costa 38, que será derribado (foto: google maps)


El Ayuntamiento de Huesca ha sacado a licitación el proyecto de derribo del edificio situado en la calle Joaquín Costa 38, debido a su mal estado. Se trata del inmueble que se encuentra ubicado justo frente al convento de las Miguelas, delante de la guardería de San José. Hay 15 días de plazo para derribarlo. El proyecto tiene un presupuesto de algo más de 36.000 euros. El contratista asumirá que la contratación quedará sometida a la condición de que el inmueble se encuentre libre de ocupantes por desalojo voluntario o por la ejecución del lanzamiento.

Y es que existe una sentencia en firme sobre la ocupación de los cuatro inmuebles que componen este edificio, siendo previsible que a lo largo del próximo mes se encuentren desocupados.

Se trata de un edificio exento, sin edificios colindantes que al derribarse presenten medianera. Su construcción data del año 1947 y las obras fueron promovidas por el Ayuntamiento de Huesca, con el fin de realizar un grupo de 16 viviendas de tipo económico. En 1982, se derribaron 12 de las viviendas que se habían construido inicialmente por el estado de deterioro en el que se encontraban. En la actualidad, el estado de las que quedan es bastante deficiente, apreciándose fisuras en los muros y grandes deterioros en parte de la carpintería. Las humedades son ostensibles al asentar estas edificaciones directamente sobre el terreno natural y agravadas por el hecho que existen aberturas en la cubierta que propician la entrada de agua en época de lluvias. Se han observado deficiencias en los cielo-rasos debidos a este hecho. Esto hace que haya sido necesario el desalojo de estas viviendas y se proceda a su derribo.

El objeto del proyecto que ha salido a licitación es el derribo de dicha construcción, puesto que no pueden realizarse obras de modernización del inmueble que permitan el uso residencial del mismo en adecuadas condiciones de habitabilidad.

Comentarios