huesca

A licitación las obras de remodelación de la 3ª fase del paseo Ramón y Cajal

Tienen un presupuesto de más de 1,8 millones de euros

Simulación de cómo quedará el tramo correspondiente a la Fase III de la remodelación de Ramón y Cajal
Simulación de cómo quedará el tramo correspondiente a la Fase III de la remodelación de Ramón y Cajal


El Ayuntamiento de Huesca ha sacado a licitación las obras contenidas en el proyecto de ejecución de la Fase III de la remodelación del paseo Ramón y Cajal, en el tramo comprendido entre la calle Camila Gracia y la plaza de Santo Domingo. El proyecto tiene un presupuesto de licitación de 1.853.000 euros con un plazo de obras de 9 meses.

El proyecto está redactado desde su primera fase por el arquitecto Sixto Marín y busca la renovación material y funcional completa el último tramo del paseo Ramón y Cajal, atendiendo también a un reciente proceso de participación ciudadana. El objetivo principal será la ampliación de los espacios para el peatón, especialmente las aceras al pie de las dos fachadas, y como consecuencia, la reducción del espacio estrictamente viario.

En este proyecto se actuará sobre una extensión aproximada de unos 3.800 metros cuadrados. Como continuación de las dos fases anteriores, se trabajará en la red de saneamiento, de abastecimiento de agua potable, de alumbrado público y de semaforización. En el contacto con la Plaza de Santo Domingo se situará una rotonda para resolver la circulación. La integración de este elemento ha sido otro de los objetivos de esta propuesta, de tal manera que inspira las formas curvas de los parterres. Su delimitación se realizará con piezas de banco prefabricado y el interior combinará plantaciones con áreas drenantes.

Entre otros objetivos que se pretenden, figuran la redefinición del espacio estancial bajo los cedros, enriquecido con una geometría animada y con la disposición de usos como áreas de juegos de niños y parterres accesibles.

También está prevista la incorporación de alumbrado con luminarias led, y de una rotonda al diseño del paseo, convirtiéndola en hito, también para el peatón, y tomando su geometría curva como referencia para el desarrollo de los parterres bajo los cedros.