"Al Pirineo se nos quedó cara muy tonta al ver los grandes centros comerciales a reventar y aquí las calles vacías"

José Juan Prado presidente de FECOS asegura que el problema es 'una cuestión de poder político'

Calles de Jaca Vacías
Calles vacías en el corazón del casco antiguo de Jaca donde se concentra el comercio

Los comerciantes no recuerdan una ocasión tan difícil para el sector como la que se está viviendo con una pandemia de fondo y con un futuro absolutamente incierto. “Aún estando de acuerdo en que hay que salvar la sanidad, los políticos no están haciendo nada por la economía”, asegura José Juan Prado presidente de la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios en la Provincia (FECOS). Reclaman más ayudas económicas y bajada de impuestos para poder salvar algo de todo lo que, hasta ahora, ya  se ha perdido.

Los agravios comparativos se suman y ponen más en primera línea la incertidumbre con la que se está afrontando el futuro, especialmente en la zona norte de la provincia. Prado indica que las medidas del gobierno para controlar las grandes superficies llegan dos meses tarde. Recuerda la 'cara de tontos' que se les quedaba cuando veían esos centro comerciales abiertos.

PRADO 1 TONTO 16

El presidente de FECOS añade que en las zonas con más habitantes el comercio está más preparado porque no cuentan con esa ‘población flotante’ como en el Pirineo. Ahora mismo se cuenta con la gente de casa “que le pone mucha voluntad” pero no es suficiente. La solución, apunta, está en manos de la política, aunque asegura que esto "no va de partidos políticos, va de ciudadanos con una situación complicada"y concluye  que no sabría diferenciar si es "una cuestión política o de poder"

La única  solución -añade- sería  la de escuchar más  a la gente, aportación de fondos, (no créditos) y bajada de impuestos. "Todavía quedan ilusiones  pero- añade-no hay certezas"