Alto Aragón en Común le pide a Luis Felipe que renegocie el convenio del cuartel

La formación política de Alto Aragón en Común (AAC) ha instado al alcalde de Huesca a que vuelve a negociar con el ministerio de Defensa las condiciones de reapertura del cuartel Sancho Ramírez. Desde ACC se pide anular la clausula de cesión definitiva de los terrenos adquiridos ya que consideran que sería una importante pérdida patrimonial para la ciudad.

Alto Aragón en Común señala que el hecho de que el Gobierno y la formación mayoritaria del Ayuntamiento de Huesca se adscriban al mismo signo político, el socialista, facilitaría una revisión de los acuerdos suscritos con la anterior titular de Defensa, la popular María Dolores de Cospedal. Por otra parte, es factible la revisión de la cláusula que obliga al Ayuntamiento de Huesca a poner a disposición del ejército con carácter definitivo el terreno necesario para ubicar en Huesca la División Castillejos, toda vez que el propio Gobierno de Pedro Sánchez acaba de suscribir un acuerdo con Aragón para ceder el pabellón de España de la Expo 2008 de Zaragoza por un período de 30 años prorrogable, pero sin cláusula de cesión definitiva. Parece razonable, a juicio de los demandantes, que el marco de negociación que ha servido para materializar el convenio que firmarán Pedro Sánchez y Javier Lambán, pueda funcionar en el caso del Ayuntamiento de Huesca y el ministerio de Defensa cuya titular es Margarita Robles.

Alto Aragón en Común, denunció a través del diputado en las Cortes Jorge Luis, adscrito al grupo parlamentario Unidos Podemos-En Común-En Marea, el “peaje millonario que Defensa impone a la ciudad de Huesca” con el fin de reabrir el cuartel, sobre todo considerando que el cambio de ubicación obedece a una maniobra especulativa en Madrid, la conocida como “operación Campamento” que liberará miles de metros cuadrados que las sociedades instrumentales del Ejército pondrán a la venta para obtener financiación extrapresupuestaria.

Comentarios