CULTURA

Amplio abanico de actividades para cerrar la exposición ‘La memoria del territorio’

Hasta el 24 de febrero se puede reservar fecha en el correo didacticadiputaciondehuesca@gmail.com para abordar el debate de la despoblación

La exposición 'La memoria del territorio' aborda la despoblación desde diversos prismas
La exposición 'La memoria del territorio' aborda la despoblación desde diversos prismas / Pablo Alonso

Adentrarse en el paisaje rural y dotarlo de sentido. Este es el eje central de la exposición ‘La memoria del Territorio’ sobre la que también pivotan un nutrido conjunto de actividades que hasta finales de febrero vertebran este viaje cultural por la provincia. Las próxima citas será este viernes, a las siete de la tarde, con la última sesión de la muestra audiovisual y el sábado una nueva ruta por el territorio a través de los estudios de varios artistas.

Despoblación, colonización y repoblación son los tres flujos migratorios en torno a los que se desarrolla Visiona, un programa que afronta sus últimas semanas con muchas propuestas. La parte audiovisual se nutre de las obras seleccionadas en la convocatoria pública Despoblados, es el caso de Matavenero, de Pablo Alonso; Track, de José Ramón Día; y 2031/2111, de Claudio Zulián, que se proyectarán mañana en el salón de la DPH.

Aunque la memoria es una constante en este periplo por fotografías, archivos sonoros y audiovisuales, el viaje como elemento transformador ha dado lugar a varias rutas por el territorio, como la que este sábado partirá de Huesca para recorrer los estudios de artistas como Enrique Carbó, en Ortilla, el proyecto cultural Aquí hay arte 22800, situado en Ayerbe, y como destino Ipiés con Miguel Mainar. Para el 16 de febrero se prepara otra, esta vez por los pueblos recuperados de Mipanas, Morilllo de Tou y Jánovas, que terminará con un cine-fórum dedicada a la repoblación. Tras el visionado de El viaje inverso (2006), de Llorenç Soler, estarán presentes el arquitecto Sixto Marín y Miguel Ángel Cordero, presidente de la Asociación de Amigos-as de Ascaso para adentrarse en la realidad más contemporánea de todo el recorrido.

Más de 300 escolares se han animado a participar de las propuestas didácticas de la exposición que hasta el 24 de febrero propone nuevas formas de abordar el fenómeno de la despoblación desde el arte contemporáneo con más de una docena de miradas de otros tantos artistas e investigadores contemporáneos. En estas actividades se suma la del público más joven al que, entre fotografías en blanco y negro, se plantea imaginar un futuro en color con nuevas posibilidades. Están previsto talleres para familias la tarde del viernes 8 de febrero y el sábado 23 por la mañana. Además, los centros escolares, desde Infantil hasta Bachiller, y otros colectivos de Educación Especial pueden reservar fecha a través de Desiderata Proyectos Culturales en el teléfono 667823185 o en el correo didacticadiputaciondehuesca@gmail.com.

Mirada posibilista del mundo rural
Pueblos recuperados en el Alto Aragón es la última de las muestras itinerantes que verán la luz con Visiona, recoge el material del estudio con una treintena de núcleos recuperados encargado por la DPH a Sixto Marín, con quien también se ha organizado una conversación el 31 de enero, en la sala Saura, para conocer de cerca los entresijos de este trabajo, que huye de una visión nostálgica sobre el fenómeno de la despoblación y busca aportar una mirada constructiva sobre todo lo que ya se ha hecho.

Desde ese espejo de memoria y realidad que es el cine, también se abordará la colonización como un modelo de repoblación que originó grandes cambios migratorios en el territorio. Este es el tema central del cine-fórum del día 24 de enero en el centro cultural de Almudévar. España se prepara (1949) y Vida nueva en campos viejos (1960), Agua en Monegros (1959) y La reforma del campo español (1976) son los títulos de piezas documentales que abrirán el posterior debate con los historiadores José María Alagón y Mónica Vázquez.

Concurso de relatos con más de 350 obras
Un total de 27 obras han sido las elegidas por el jurado del primer Concurso de relatos sobre la despoblación organizado con la Fundación Escritura(s) que ha registrado una alta participación con 355 obras y más de 6.000 lecturas. El Paraíso invadido de la valenciana Carmen Gamón ha ganado el primer premio no solo por la originalidad del argumento sino también por la capacidad para introducir al lector en un contexto ajeno con naturalidad.

El premio a la mejora autora oscense ha sido para Ana Cosculluela, de Barbastro, con Elisa, una obra que ha conquistado al jurado con su hermosa historia acerca de cómo la vida se reserva siempre una última carta para jugar de nuevo otra partida. El autor más votado ha sido José Luis Chaparro con Un pueblo tranquilo.

Comentarios