salud pública

Aplausos y ánimos de los vecinos de Chimillas a los residentes y trabajadores del centro Sierra de Guara 

Un séptimo residente era trasladado este mismo domingo al Hospital San Jorge

Concentración de vecinos de Chimillas a las puertas de la residencia Sierra de Guara (Foto: Rafael Gobandes)
Concentración de vecinos de Chimillas a las puertas de la residencia Sierra de Guara (Foto: Rafael Gobandes)
Concentración de vecinos de Chimillas a las puertas de la residencia Sierra de Guara (Foto: Rafael Gobandes)
Concentración de vecinos de Chimillas a las puertas de la residencia Sierra de Guara (Foto: Rafael Gobandes)
Concentración de vecinos de Chimillas a las puertas de la residencia Sierra de Guara (Foto: Rafael Gobandes)


Medio centenar de vecinos de Chimillas recorrían a media mañana de este domingo los escasos 200 metros que separan la localidad de la residencia Sierra de Guara, para mostrar a sus puertas su apoyo a residentes, familiares y trabajadores, que están viviendo una difícil situación, con 53 residentes y 10 trabajadores contagiados por coronavirus. Ante el centro, y guardando las distancias, ofrecían un largo aplauso de ánimo, que era recibido con emoción por varios trabajadores que salían a las puertas de la residencia, enfundados en sus trajes de protección. En ese mismo momento, una ambulancia trasladaba a un residente, el séptimo, al Hospital San Jorge.

Momento en el que la ambulancia recogía a un anciano para trasladarlo a San Jorge
Momento en el que la ambulancia recogía a un anciano para trasladarlo a San Jorge

La idea de esta acción surgió el viernes por la noche, cuando varios vecinos se encontraban a la fresca. En escasa media hora vieron pasar a tres ambulancias que trasladaban a otros tantos ancianos al hospital al haberse agravado su situación. En ese momento pensaron en realizar esta acción para la que convocaron a los vecinos mediante las redes sociales. Se trataba de mostrar a internos y trabajadores su apoyo y solidaridad, intentando que no se sientan solos en estos difíciles momentos.

El alcalde de Chimillas, que se acercaba a la valla para mostrar el apoyo de la localidad a los trabajadores allí presentes, agradecía que se les esté informando en todo momento de la situación. Miguel Torres confirmaba este momento que la situación de contagios está estabilizada y se mantiene en 53 residentes y 10 trabajadores. A los seis ancianos que se trasladó el viernes a San Jorge se sumaba uno más este mismo domingo.

El propio alcalde se mostraba orgulloso por la iniciativa llevada a cabo por los vecinos.

Natalia, una de las varias decenas de vecinos de Chimillas que acudían a mostrar su cariño a los habitantes y trabajadores de la residencia, reconocía que la situación está siendo muy dura, y que sienten este centro como suyo, por lo que era importante que todos ellos se sientan apoyados. Añadía que con fuerza y con ánimo se saldrá adelante y quería que todos sepan que el pueblo está con ellos.

Comentarios