UNIVERSIDAD 

Aragón mantiene el precio de las primeras matrículas de grado

Reduce las segundas y terceras y abarata hasta un 22% el precio de los másteres habilitantes

Estudiantes acceden a las pruebas de la EvAU el pasado septiembre en el Campus de Huesca
Estudiantes acceden a las pruebas de la EvAU el pasado septiembre en el Campus de Huesca

Aragón  volverá a reducir, por segundo curso consecutivo, el precio de las tasas universitarias. El Consejo de Gobierno ha dado luz verde al decreto de precios públicos para la prestación de servicios universitarios para el próximo curso 2021-22, que congela las primeras matrículas de grado, abarata las segundas y terceras matrículas, y reduce un 22% el importe de los másteres habilitantes. Además, como novedades, las familias monoparentales accederán a bonificaciones del 50%, al igual que las numerosas de régimen general, y los beneficiarios de la prestación complementaria aragonesa del Ingreso Mínimo Vital estarán exentos del pago.

Mayte Pérez, portavoz del Gobierno
CORTE PEREZ 1 TASAS 14

Después de que en el presente curso se redujera hasta un 9% el precio de las primeras matrículas de grado, lo que convirtió a Aragón en la segunda Comunidad que más bajó las tasas en todo el país, el esfuerzo se centra ahora en las segundas y terceras matrículas (cuyo coste es sustancialmente más elevado que la primera).

Para los títulos más caros (experimentalidades 1 y 2), como Fisioterapia, Bellas Artes, Medicina, Periodismo o las distintas Ingenierías, los precios se abaratarán un 3%. Por su parte, la bajada será del 2%, en el caso de los grados más económicos (experimentalidades 3 y 4), como pueden ser ADE, Economía, Turismo o Magisterio.

Al igual que las primeras matrículas de grado, cuyo precio se encuentra actualmente en niveles de 2011-2012 con la bajada del presente curso, también se mantienen los importes para los títulos de máster universitario no habilitantes, las enseñanzas de doctorado y las tasas correspondientes a evaluaciones, pruebas y expedición de títulos.

La reducción más cuantiosa se producirá en los másteres habilitantes, aquellos que son obligatorios para el ejercicio de una profesión. Los postgrados en Abogacía, Arquitectura, Ingeniería Agronómica, Ingeniería de Telecomunicación, Ingeniería Industrial, Psicología General Sanitaria, Ingeniería Industrial-Ingeniería Mecánica, Ingeniería Industrial-Ingeniería Electrónica; e Ingeniería Industrial-Energías Renovables y Eficiencia Electrónica, así como Ingeniería Informática e Ingeniería Química, aminorarán sus precios un 22% y se equipararán al máster del profesorado, el más económico.

El crédito en primeras matrículas para estos estudios pasará de costar 25,83 euros a 20,20, por lo que el ahorro para el estudiantado será considerable. En un máster de 60 créditos, alcanzará los 338 euros. Además, el coste para segundas matrículas y posteriores se equiparará también a los importes de grado de la experimentalidad 2, la más asequible.

La vocación, tal y como se acordó en la Conferencia General de Política Universitaria, es seguir avanzando -con el horizonte del curso 2022-2023- en la equiparación de los precios de la primera matrícula de los másteres habilitantes a los precios medios de la primera matrícula de grado.

Como novedad, el decreto también recoge nuevos descuentos para las familias monoparentales y para los beneficiarios de la prestación aragonesa complementaria al Ingreso Mínimo Vital, con el objetivo de garantizar que nadie deje de estudiar por razones económicas. A las primeras, en cualquiera de sus categorías, se les aplicará la misma bonificación prevista para las familias numerosas de carácter general, esto es, un descuento del 50%. Mientras, los segundos quedarán exentos del pago, cubriendo a algunas familias que todavía cobran la prestación aragonesa, a la espera de que se termine de desplegar el IMV.

Aragón ahonda así en la senda hacia la universalización del acceso a la educación superior. En el presente curso, la Comunidad fue la que más redujo el precio de las matrículas, solo superada por Cataluña, cuyos precios casi duplicaban a los aragoneses. El precio medio del crédito se redujo de 18,5 a 17,8 euros, de tal forma que estudiar una carrera pasó de costar entre 1.403,4 y 822 euros, a entre 1.278 y 810, dependiendo de su nivel de experimentalidad.

Además, y tras un año récord en becas, las ayudas gestionadas desde el Departamento de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento han vuelto a crecer. Por primera vez, las becas de movilidad alcanzan el millón de euros y se va a lanzar una nueva línea de becas salario para estudiantes con dificultades económicas y excelencia académica.