huesca 

Cáritas denuncia que 300 oscenses se verán abocados a la "irregularidad sobrevenida"

Se ha lanzado una campaña de ayuda con entidades sociales e instituciones

wer
Cartel de la campaña 

Cáritas Diocesana ha anunciado que unas 300 personas en la ciudad, la mitad de ellas menores, se verán abocadas a la irregularidad sobrevenida debido a la denegación de sus solicitudes de refugio y consecuentemente, expulsados de los programas de acogida que gestionan las entidades sociedades. Esta regularidad llega por las dificultades en encontrar trabajo y por tanto renovar los permisos de residencia. 

Jaime Esparrach, secretario general de Cáritas Huesca
CORTE ESPARRACH 1 IRREGULARIDAD 14
Por el momento se han acordado diversos apoyos sociales e institucionales
CORTE ESPARRACH 2 IRREGULARIDAD 14

Cáritas en Huesca indica que se lleva tiempo denunciando esta "generalizada situación" y que está provocando que estas personas en desamparo acudan a los recursos de los servicios sociales municipales o a los limitados recursos de las entidades sociales “Lo estamos viviendo muy de cerca y lo peor es que la tendencia es alarmante”, subraya Jaime Esparrach, secretario general de Cáritas Diocesana de Huesca.

Ante este contexto, Cáritas Huesca ha iniciado un proceso de incidencia y denuncia con el objetivo de sensibilizar y visibilizar esta realidad. “Además queremos generar una alianza entre entidades sociales y administraciones locales, provinciales y autonómicas, que nos permita movilizar recursos para garantizar una respuesta digna a estas familias”, explica el secretario general de la entidad social.

Por ello, desde hace unas semanas Cáritas se ha puesto en contacto con diferentes entidades sociales de la capital altoaragonesa y ha impulsado reuniones tanto con el Ayuntamiento como con la Diputación Provincial de Huesca. “Los logros todavía son pequeños, pero hemos conseguido compartir una visión y poner sobre la mesa los medios habitacionales, económicos y técnicos que nos puedan permitir ir afrontando, de manera muy limitada, esta situación”, apunta Esparrach.

De hecho, tras la primera ronda de contactos, se decidió elaborar una declaración institucional que ya ha sido respaldada y aprobada en sendas instituciones con el compromiso de trabajar en la línea que marca dicho documento. Las entidades sociales de Huesca que se adhieren a esta declaración, junto con el Ayuntamiento y los grupos políticos que la secundan, quieren manifestar su gran preocupación por esta situación y dar visibilizar a estas situaciones para que se genera un cambio. El siguiente paso será elevar al Ministerio del Interior, competente en esta materia, la petición expresa de que evalúe y enmiende el sistema de resoluciones de asilo que está dejando a tantas familias en situación de grave exclusión y total desprotección.