HUESCA

Carmelo Bosque apuesta por una ‘milla de oro’ que sea ruta de tapeo

El presidente de la Asociación Provincial de Hostelería aboga por recuperar el esplendor del pasado en la calle de Padre Huesca con una zona de tapas

Imagen de la calle Padre Huesca
calle Padre Huesca terraza velador

La denominada ‘milla de oro’ es la zona que históricamente más se ha asociado a tomar algo en los veladores de los numerosos establecimientos hosteleros cualquier tarde entre semana y sobre todo en fin de semana. Su máximo esplendor llegó hace ya varios años cuando era prácticamente imposible encontrar un hueco en el que sentarse. Hoy en día las cosas han cambiado. La afluencia de clientes no es tan alta y eso se ha traducido en que haya bares que tuvieron que cerrar sus puertas, cambiar de propietarios o modificar su línea de negocio. Hay quienes creen que todavía se puede devolver ese efecto llamada a la zona de la calle de Padre Huesca y devolverla a la vida.

Una de las propuestas más sólidas es la del presidente de la Asociación Provincial de Hostelería, Carmelo Bosque, que considera que la ‘milla de oro’ debe convertirse en “una ruta de tapeo” que marque una diferenciación. Se trataría de un recorrido en el que cada uno de los bares allí ubicados ofrecerían una o dos tapas destacadas de tal manera que “se convertiría en un lugar de convivencia y de movimiento continuo”.

BOSQUE 1 MILLA 13

Bosque opina que sería la mejor posibilidad porque en caso de ubicar una zona de tapas en Huesca tendría que ser precisamente en ese punto, un lugar que tradicionalmente ha tenido una gran aceptación de la clientela de los bares y de los visitantes de la ciudad y que se encuentra céntrico por lo que ofrece muchas posibilidades.

El cierre de puertas de algunos establecimientos y la caída de la zona como el principal foco de ocio en establecimientos hosteleros ha repercutido en los precios de alquiler. En su momento los bares llegaban a invertir hasta 4.000 euros mensuales, mientras que ahora rondan los 1.500. Carmelo Bosque, que está vinculado como socio a esa zona con el establecimiento Tomate y Jamón, tiene constancia de que hay interés por volver a abrir bares en este punto urbano y aboga por “invertir lo que se ahorran con el alquiler de los locales en ofrecer un plus de calidad al cliente”.

BOSQUE 2 MILLA 13

La creación de una ruta de tapeo en la ‘milla de oro’ exigiría por un lado cohesionar la oferta de los establecimientos hosteleros situados en esa calle, plaza de Alfonso el Batallador y aledañas, de tal manera que, aún conservando cierta diferenciación, haya un denominador común que invite a recorrer el itinerario o acudir a varios bares. Otro de los puntos importantes estaría en las terrazas. El próximo mes de junio, previsiblemente, con la aplicación de las medidas de la ordenanza municipal de bares y terrazas, las mesas quedarán a un lado de esa calle para respetar el vial de seguridad de tres metros anchura. Carmelo Bosque es partidario de que en el futuro se reduzca el número de veladores porque cree que sería beneficioso para clientes y hosteleros.

BOSQUE 3 MILLA 13

Comentarios