festival de cine

"Carrasca", una road movie sobre la vida y el recorrido artístico de Teresa Ramón, se estrena en el Festival de Cine

La personalidad arrolladora de la artista provocó que el director hiciera un paréntesis en su carrera para rodar este documental

Teresa Ramón y Alejandro Cortés Carrasca Festival de Cine de Huesca
Teresa Ramón y Alejandro Cortés en la presentación de la película Carrasca

El Festival de Cine de Huesca estrena esta noche el largometraje Carrasca, dirigido por Alejandro Cortés, y que cuenta la trayectoria vital y artística de la pintora Teresa Ramón. Un canto a la vida después de que el director se encontrase de forma casual con la artista y decidiera dedicarle muchos meses para hacer una road movie, con viajes al pasado y al futuro de su mano, con el fuerte árbol de la Carrasca como leit motiv.

El director del festival se mostraba satisfecho por este estreno y destacaba que tras la artista hay una gran mujer en busca de la libertad, libre y liberada. Una luchadora que utiliza las herramientas artísticas para plasmar sus inquietudes y, básicamente, una inspiración para la vida.

El estreno mundial será este lunes, a las 22.00 horas, en el Teatro Olimpia. Además, ya antes de su estreno, el Instituto Nacional de Cine ha otorgado a Carrasca el título de película especialmente recomendada para el fomento de la igualdad de género.

Según el director de la cinta, se trata de una road movie y un testamento vitalista y en vida de una artista que vuelve de su experiencia con la muerte, tras una súbita y gravísima enfermedad. No es una película concreta en un tiempo determinado sobre ella, sino que hace un repaso desde el presente hacia atrás y después hacia el futuro

Teresa se muestra vitalista e inconformista a partes iguales; artista y madre, esposa y abuela, que trabajó como profesora y reivindica la libertad a decidir de las mujeres. “Yo quería ser un chico, pero luego descubrí que es mejor ser mujer; somos más fuertes, más productivas y tenemos mucho más posibilidades de desarrollarnos”, afirmaba ante la prensa al mismo tiempo que lanza un alegato claro y rotundo a la sociedad, “Para ser reconocida tienes que hacer cien veces más que un hombre. Ser mujer casada, con hijos, es muy duro porque no ven que tú eres artista; lo que ven es una mujer que va a la compra, lleva a sus hijos al colegio, y la artista permanece oculta, pero yo me iba todas las tardes a pintar a mi estudio y pasaba ahí 5 o 6 horas”.

​Como director de ficción, Cortés realizó un parón entre el rodaje de dos largometrajes de ficción para dedicarse a este proyecto. Porque se encontró con un personaje con una fuerza arrolladora, una fuerza de la naturaleza, a la que conocía por sus obras pictóricas, pero no conocía a la persona que estaba detrás, y fue una satisfacción darse cuenta de que no necesitaban contratar a ninguna actriz para contar una historia que se contaba a través de un personaje real y una artista creadora.

A raíz de una petición de la UNESCO al Gobierno de Aragón de la realización de un documental sobre palabras aragonesas, surgió la palabra “carrasca”. Un árbol fuerte y resistente, lento en su crecimiento pero profundo en sus raíces, con el que Teresa Ramón se sintió identificada. La artista asegura que desconocia totalmente erste mundo, y que ha sido una experiencia maravillosa y un apredizaje muy interesante, que le ha ayudado a valorar lo que supone hacer una película, de esfueroz, sacrificio, entusiasmo y genialidad.

Carrasca es un largometraje que ha contado con la colaboración económica de numerosas instituciones de ámbito provincial y autonómico.

Comentarios