sociedad

Casi 4.000 personas se beneficiaron de los servicios de Cáritas en 2018

Julián Ruiz, Felipe Munuera y Jaime Esparrach en la presentación de Cáritas
Julián Ruiz, Felipe Munuera y Jaime Esparrach en la presentación de Cáritas

Cáritas Diocesana de Huesca refuerza su labor de acompañamiento y mantiene su apuesta de formación para el empleo. El 2018 ha servido para consolidar algunas iniciativas y continuar con un proceso de mejora, especialmente en el acompañamiento a las personas más vulnerables, en la formación para el empleo y en la implicación de la comunidad en la acción caritativo-social.

Un total de 2.275 personas se han atendido desde los diferentes programas que llevan a cabo, lo que se traduce en casi 4.000 personas beneficiarias teniendo en cuenta la repercusión que suponen en muchos casos estas ayudas a nivel familiar. Se han realizado 8.746 respuestas de intervención, un 35% de ellas de primera necesidad.

wer

En cuanto al programa de personas sin hogar, unas 840 personas se han beneficiado de sus recursos y alrededor de 880 han asistido al Centro de Día Fogaril, cifra que supone un incremento del 7% respecto de 2017. En el proyecto de viviendas de acogida se han alojado 16 personas en cuatro viviendas, entre ellas tres familias con cinco menores. Las personas sin hogar y migrantes son dos de los pilares en los que sigue trabajando la entidad.

El ámbito laboral es uno de los más destacados y en su programa de intervención se ha acompañado a unas 960 personas y unas 800 se han beneficiado del servicio de orientación e intermediación que se ofrece desde el centro Trobaempleo. En cuanto a Carinsertas se han realizado 14 contratos de inserción, lo que supone un aumento de un 50% del personal de inserción.

Este año la memoria se ha transformado en un calendario y es que “estar cerca” es algo más que un propósito o un objetivo, es una convicción y parte de la identidad de Cáritas, para estar presentes en el día a día no solo con los datos, sino que también con sus compromisos.

Comentarios