barrios rurales

Casi 60.000 euros para hidrantes en los barrios rurales

Los sistemas existentes se han ido deteriorando con el paso del tiempo y en la actualidad algunos hidrantes no funcionan  o están obsoletos

El Ayuntamiento de Huesca mejorará la protección contra incendios de los barrios rurales con la instalación de nuevos hidrantes. El contrato ha salido a licitación por algo más de 57.800 euros y un plazo de ejecución de seis semanas.

Para acometer esta actuación se ha realizado previamente un estudio de la situación de la red de abastecimiento de cada uno de los barrios rurales -Apiés, Fornillos de Apiés, Huerrios, Banariés, Cuarte, Bellestar del Flumen, Tabernas de Isuela y Buñales-, ya que en general son redes antiguas, en cuyo diseño no se tuvo en cuenta la instalación de suficientes sistemas de protección y lucha contra el fuego.

Además los sistemas existentes se han ido deteriorando con el paso del tiempo, de tal forma que en la actualidad algunos hidrantes no funcionan correctamente o están obsoletos. Por todo ello es necesario mejorar las instalaciones de protección contra incendios, concretamente adecuar el sistema de hidrantes exteriores en viales públicos a los requisitos del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Paralelamente se pretende mejorar las instalaciones de llenado de depósitos de almacenamiento y distribución de agua de consumo humano para que en los casos en que los bomberos tengan que llenar el depósito (por sequía, avería, pérdida de calidad, etc.) puedan hacerlo de manera segura, efectiva y cómoda. De esta forma, se instalarán nuevas tomas en los depósitos de Apiés, Fornillos de Apiés, Huerrios, Banariés, Cuarte y en el de Tabernas de Isuela y Buñales.

Tras la intervención prevista todos los barrios rurales de Huesca contarán con dos hidrantes, incluso aquellos que por su superficie solo necesitan uno, con el fin de facilitar la intervención de los bomberos en los casos en que sea necesario.

Así, se instalará un nuevo hidrante soterrado en Fornillos de Apiés, en la plaza de la Iglesia, como refuerzo al ya existente y que se encuentra en buen estado, para asegurar el suministro al camión de bomberos.

Apiés cuenta con dos hidrantes en buen estado de conservación que se colocaron hace dos años de acuerdo a lo que establece el PGOU y no es necesario ampliar instalaciones aunque sí habilitar una nueva toma del depósito de agua para sustituir a la actual que es provisional.

En Huerrios se sustituirá uno de los dos hidrantes y se ubicará en un nuevo emplazamiento más idóneo, junto a la carretera de acceso desde la HU-V-5332, en la avenida Nuestra Señora de Loreto.
En Banariés se sustituirá el hidrante existente en la plaza Mayor por uno nuevo y se reforzará con otro más que se colocará soterrado en la calle Baja.

En Cuarte se modificará la ubicación de uno de los dos hidrantes con que cuenta la población y se instalará al final de la calle Baja, en el otro extremo, para cubrir todo el núcleo urbano, ya que actualmente se encuentran muy próximos.

En Bellestar del Flumen se sustituirá el actual hidrante por uno nuevo y se contará con otro más a 300 metros al norte del núcleo urbano aprovechando la tubería municipal paralela a la carretera HU-8401. Aunque no estará en el interior de la población, sí permitiría en caso de emergencia cargar los camiones de bomberos de manera rápida y además sin limitación de caudal por la tubería de la que se alimenta.

En Tabernas de Isuela se renovará el actual hidrante situado en la calle de la Iglesia y se instalará otro más en la plaza Alta, adonde llega la tubería con mayor diámetro desde el depósito de agua que comparte con Buñales.

Y en Buñales se trasladará uno de los dos hidrantes para que estén distribuidos de mejor manera en el municipio y se instalará en la entrada norte por la calle Alta, con acceso directo también a la carretera de acceso a Tabernas del Isuela.

Comentarios