huesca

CCOO y UGT denuncian la exigencia de Correos a sus trabajadores a usar sus propios vehículos y costearse sus medidas de seguridad

Oficina principal de Correos en Huesca
Oficina principal de Correos en Huesca

Los sindicatos CCOO y UGT, mayoritarios en Correos, denuncian que su actual presidente Juan Manuel Serrano exige a todo el personal eventual integrado en las bolsas de empleo en el ámbito rural y que optarán a un contrato a partir del 1 de octubre, que además de aportar sus propios vehículos particulares para realizar el reparto, se deberán costear de su propio bolsillo las medidas de seguridad adicionales de los vehículos.

Un problema que aseguran que "afecta a más de 5.000 trabajadores en todo el Estado", puesto que "estas personas asumen la obligación de aportar su vehículo particular y con ellos Correos mantiene una red que da servicio diariamente al 90% del territorio nacional, siendo una "herencia" de tiempos pasados que la empresa nunca ha tenido en su agenda de prioridades, por no asumir su coste". 

TELEGRAM

CCOO y UGT expresan también que "Serrano eludió entrar a discutir una verdadera solución" al igual que "se licitó un contrato para adquirir 5.000 elementos separadores de carga para habitáculos de turismos, y unas redes de sujeción de carga". Unos elementos de los que "ni siquiera existe certeza de que sean homologables como elemento de seguridad válido". 

Y es que entienden que "es escandaloso que, frente a las políticas sociales que está desarrollando el Gobierno, la mayor empresa pública del país trate de ahorrar costes cargándolos a los trabajadores eventuales, el colectivo más vulnerable y precarizado por su carácter temporal, a la vez que se les "advierte" con no volver a trabajar en Correos si no aceptan la imposición". 

Recalcan también que la empresa "exige además firmar obligatoriamente cláusulas que la eximen de toda responsabilidad en caso de que lleguen a producirse accidentes durante el reparto", mostrándose sorprendidos por el silencio de las instituciones "ante las prácticas ilegales en la gestión de Serrano".

"La gravedad de los hechos es enorme, puesto que hablamos de un empleo público", continuaban a modo de protesta. La presunta amenaza "caciquil" de Correos "vulnera la normativa interna, pero también la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, que establece claramente que el coste de las medidas relativas a la seguridad y la salud en el trabajo no deberá recaer en modo alguno sobre los trabajadores".

Así, CCOO y UGT denuncian que, "mientras la empresa gasta más de decenas de millones de euros en patrocinios y costosas campañas publicitarias, de nuevo nos encontramos ante otra patada a la normativa y los derechos laborales en Correos, en esta ocasión utilizando métodos vergonzosos".

Advierten que ante estos hechos interpondrán un nuevo Conflicto Colectivo en la Audiencia Nacional. Y es que "el encuentro de los sindicatos mayoritarios y la dirección de Correos en los tribunales empieza a ser ya algo bastante habitual, ante la continua vulneración del derecho a la negociación colectiva y el incumplimiento de acuerdos laborales".