sociedad

Christian Condado, con una lesión auditiva de por vida y su profesión en juego por un puñetazo

El agredido en Huesca en septiembre está pidiendo justicia tras haber perdido prácticamente toda la audición y sufrir pérdidas del equilibrio

Christian Condado
Christian Condado

A Christian Condado le cambió la vida en cuestión de minutos el pasado 5 de septiembre, cuando por defender a la novia de un amigo de la agresión de ocho hombres en la zona del Tubo de Huesca, uno de ellos le propinó un puñetazo que lo tumbó en el suelo y le abrió la cabeza. Lo tuvieron que operar de urgencia en el Hospital Miguel Servet, donde pasó dos días en UCI y casi 20 en planta convencional.

Salió, pero con secuelas de por vida. Ha perdido prácticamente toda la audición del oído y sufre pérdidas del equilibrio crónicas. No exagera cuando dice que estuvo entre la vida y la muerte. A su mujer, que por aquel entonces estaba embarazada de seis meses, "lo primero que le dijeron es que me habían operado y existía un 95% de probabilidad de que muriera esa noche".

Entrevista a Christian Condado

Cuatro meses después, todavía se está recuperando y adaptándose a la prótesis coclear en su oído derecho. Con 27 años, la lesión auditiva ha puesto en juego su profesión como militar, porque no sabe si podrá continuar en el Ejército y su sueño de ser guardia civil se ha visto truncado. Y por todo ello está pidiendo justicia, porque el presunto agresor está en libertad. "No entendemos qué tiene que hacer una persona para que entre en prisión provisional" y su abogado ha recurrido la libertad en la Audiencia Provincial.

Reconoce que en un proceso dan duro como el que está pasando, "hay un alto porcentaje de suicidio", pero tiene algo por lo que luchar, y es su hija, que nació hace un mes. Ella es "la que me da la alegría", explica. Su historia la está dando a conocer a través de "Nunca caminarás solo", su nuevo perfil en redes sociales desde donde quiere ayudar a otros que estén pasando por lo mismo. Para hacerles saber “que siempre hay algo por lo que luchar y vivir”, como está haciendo él y su pareja por su hija.