CULTURA

Cierre irrepetible para Pirineos Sur

Mon Laforte cierra Sallent y recibe el lunes el premio 'Pirineos Sur'  en la DPH

Silvia Pérez Cruz
Toquinho con Silvia Pérez Cruz y Javier Colina y Martirio con Chano Domínguez en el cierre (fotos: J. Oriz)

El auditorio de Lanuza cerraba en la noche del sábado la programación de Pirineos Sur y lo hacía en dos conciertos inolvidables. Una noche para recordar  gracias a los  músicos que la protagonizaron: Toquinho con Silvia Pérez Cruz y Javier Colina y Martirio con Chano Domínguez. También cerró hasta el año que viene el escenario Caravana Sur, con uno de los grupos de la escena pop aragonesa más interesantes, Kiev Cuando Nieva. El lunes Mon Laforte recibe el premio del festival en la Diputación Provincial de Huesca

Silvia Pérez Cruz volvía a Pirineos Sur

El lunes Mon Laforte recibe el premio del festival en la Diputación Provincia de Huesca

El proyecto de Toquinho, Silvia Pérez Cruz y Javier Colina surgió hace escasos meses y casi de casualidad, pero lo tienen completamente rodado, estudiado y planificado.  La artista catalana recibió una calurosa y cariñosa bienvenida por parte del público, certificando el excelente sabor de boca que dejó su última actuación en el escenario flotante en 2013. 

“Este va a ser un concierto dedicado a Bola de Nieve, pero también a la belleza y a la verdad. Sacad el pañuelo o abrazad muy fuerte si tenéis a vuestro lado a la persona que queréis”. Tras una breve introducción al piano de Chano Domíngez, así comenzó el concierto que Martirio y el pianista regalaron para el público de Lanuza. 

Después de 15 años sin colaborar juntos, Martirio y Domínguez escogieron este proyecto, casi irrepetible, para volver a juntar sus talentos. Con la pericia y maestría del pianista y la voz y el carisma de la cantante desgranaron un repertorio centrado en el cubano pero con sabias paradas y homenajes a otros grandes artistas. 

Premios Pirineos Sur
El lunes en la Diputación Provincial de Huesca la artista  chilena Mon Laferte recibirá el premio Pirineos Sur en la categoría de Diversidad Cultural, mientras el programa Arte y Cultura de la Fundación ONCE será reconocido en la categoría de Música e Integración

Mercados del Mundo
La banda oscense Nanjazz exhibe estilo para mezclar duende y compás flamenco con aromas de jazz y música popular aragonesa

El sábado en imágenes (fotos de J. Oriz y R. Gutiérrez)
El sábado en imágenes (fotos de J. Oriz y R. Gutiérrez)
El sábado en imágenes (fotos de J. Oriz y R. Gutiérrez)
El sábado en imágenes (fotos de J. Oriz y R. Gutiérrez)
El sábado en imágenes (fotos de J. Oriz y R. Gutiérrez)
El sábado en imágenes (fotos de J. Oriz y R. Gutiérrez)
El sábado en imágenes (fotos de J. Oriz y R. Gutiérrez)
El sábado en imágenes (fotos de J. Oriz y R. Gutiérrez)
El sábado en imágenes (fotos de J. Oriz y R. Gutiérrez)
El sábado en imágenes (fotos de J. Oriz y R. Gutiérrez)
El sábado en imágenes (fotos de J. Oriz y R. Gutiérrez)
El sábado en imágenes (fotos de J. Oriz y R. Gutiérrez)
El sábado en imágenes (fotos de J. Oriz y R. Gutiérrez)
El sábado en imágenes (fotos de J. Oriz y R. Gutiérrez)
El sábado en imágenes (fotos de J. Oriz y R. Gutiérrez)
El sábado en imágenes (fotos de J. Oriz y R. Gutiérrez)

En el escenario de los Mercados del Mundo de Pirineos Sur nunca pueden faltar las nuevas propuestas musicales aragonesas más interesantes, y en la tarde del sábado, penúltima jornada del festival, ese papel recayó en la formación oscense Nanjazz, cuyo álbum de debut, “Manuco”, les ha situado en primera línea del panorama nacional de las fusiones entre flamenco y jazz.

Nano Giménez (piano) y Gerardo López (trompeta y flugel) comandan la banda, completada por Raúl de Huesca (voz), Jesús Martín (bajo) y Willy Giménez y Marcos Giménez en las percusiones. Nanjazz iniciaron su actuación con una emotiva seguiriya dedicada al trompetista Jerry Gonzalez y el periodista musical Javier de Cambra, viejo amigo de Pirineos Sur; en las alegrías “Barrio de la Catedral” ya se deslizaron algunos ecos de jota y folklore aragonés, uno de los rasgos diferenciales del sonido de la banda oscense. Siguieron con “Penas de mi pesar”, un martinete que acaba entrando en terrenos del bop, y las bulerías de aires jazzísticos “This is from my Mark”.

Martirio

A continuación, Nanjazz estrenó una pieza nueva por fandangos, “Café Canfranc”, en homenaje al primer café flamenco que existió en Huesca, hace más de un siglo. Buen ejemplo de la visión abierta con la que Nanjazz afronta su propuesta fue su recreación de la popular “Pulida magallonera”, que va transformándose de bolero a rumba y verdiales, dejando amplio espacio para la improvisación y aproximándose al free jazz.


Comentarios