huesca

Cinco empresas oscenses reciben subvenciones de la línea de Incentivos Regionales

La línea de Incentivos Regionales subvenciona a cinco empresas ubicadas en territorio oscense. Se trata de una red de ayudas estatales que tienen como intermediario al Gobierno de Aragón, encargado de gestionar los 4 millones de subvenciones que han propiciado una inversión de 41 millones en la comunidad en el año 2017, la creación de 120 puestos de trabajo y el mantenimiento de otros 240. 

Las empresas oscenses subvencionadas se dedican a la impresión y artes gráficas en envases de plásticos (Sariñena); a la fabricación de productos frescos de pastelería (Huesca capital); un hotel de cuatro estrellas (Sabiñánigo); una empresa dedicada a la fabricación de material de elevación y manipulación (Huesca); y una quinta empresa dedica a la transformación de productos de plástico (Huesca). En todos los casos se ampliaron los negocios ya existentes, excepto en la apertura del hotel de Sabiñánigo. 

El Departamento de Economía aportó 385.000 euros a la línea de ayudas el pasado año, una cantidad que se ha visto notablemente superada en este ejercicio, con una incremento a la campaña de 3 millones de euros.

Sobre Incentivos regionales

La línea de Incentivos Regionales promociona las industrias transformadoras y servicios de apoyo a la producción que incluyan tecnología avanzada, presten especial atención a mejoras medioambientales y supongan una mejora significativa en la calidad o innovación de proceso o producto. Se potencian especialmente los que favorezcan la introducción de las nuevas tecnologías y la prestación de servicios en los subsectores de las tecnologías de la información y las comunicaciones y los que mejoren significativamente las estructuras comerciales.

Esta línea apoya también la creación de establecimientos turísticos e instalaciones complementarias de ocio que posean carácter innovador, especialmente en lo relativo a las mejoras medioambientales y que potencien la economía de la zona. Los proyectos deberán cumplir las siguientes condiciones:  inicio de la inversión posterior al momento de la solicitud, autofinanciación mínima del 25 % y viabilidad económica, técnica y financiera, entre otras. 

Las ayudas consisten en subvenciones a fondo perdido, expresadas en porcentaje sobre los costes considerados elegibles. En el caso de la Comunidad Autónoma de Aragón, las ayudas oscilan entre el 10% como límite de aportación económica para las grandes empresas, hasta el 35% que pueden percibir las pequeñas empresas situadas en la provincia de Teruel.

Comentarios