opinión

Comunicado mujeres feministas


El Colectivo de Mujeres Feministas considera que la confirmación por parte de Isabel Blasco, subdelegada del Gobierno en Huesca, de la apertura de dos investigaciones de oficio sobre supuestos casos de agresión sexual debería haber sido comunicada al día siguiente de haberse iniciado dichas investigaciones.

Tanto el silencio por parte de la subdelegación, escudándose en que “no había denuncias”, como las valoraciones del transcurso de las fiestas como de “total normalidad” por parte del alcalde o de  “bastante normalidad”,  supone “normalizar” precisamente lo contrario a lo  que nos hemos planteado como campaña antiagresiones para estas fiestas: ¡¡¡que no aceptemos como normal que las adolescentes, jóvenes o mujeres adultas sean agredidas sexualmente por ser fiestas!!!

Estamos convencidas de que podría haber más casos que ni siquiera han trascendido, porque eso es lo que indican todos los informes sobre violencia sexual contra las mujeres, por lo que las instituciones deben ser absolutamente claras y transparentes.
La guía de actuaciones de las entidades locales ante agresiones sexuales en Aragón indica que:

“Si se considera oportuno por la entidad local, se convocará un acto de rechazo a la violencia machista con el lema que acuerde el Gobierno de Aragón y siempre procurando que el plazo máximo para hacerlo sea dentro de las 24 horas siguientes a la agresión. Se podrá realizar una parada de 5 minutos en los actos festivos programados por el Ayuntamiento que se inicien a esa misma hora. El Instituto Aragonés de la Mujer pone a disposición de toda la sociedad el Tfno: 900 504 405, donde se ofrece apoyo, información y activación de recursos para la atención de víctimas de agresiones sexuales. Este teléfono funciona las 24 horas, los 365 días al año”.

Como Punto Violeta, el Colectivo de Mujeres Feministas hemos distribuido más de 500 folletos de dos caras a lo largo de estas fiestas, en los que hemos  elaborado una adaptación de las orientaciones para la ciudadanía en caso de querer ayudar a la mujer agredida, que copiamos abajo.  De acuerdo con ellas, no podemos pedirle a la mujer que ha sufrido la agresión,  ni que denuncie si no es su decisión,  ni debemos dar información sobre el hecho investigado, ni poner el foco en ella , como ya se ha hecho en la información que se ha trasladado a través de algún medio de comunicación.

Como hemos visto en otras ciudades y pueblos muy cercanos, la respuesta clara contra las agresiones sexuales no enturbia la imagen de unas fiestas, sino que las convierten en más seguras para las mujeres agredidas y muestran el  firme  compromiso con la salvaguarda de  los derechos de todas las  mujeres.

 Son los agresores quienes dañan y enturbian  nuestra vida diaria, nuestras ciudades, nuestros hogares, tanto  en fiestas como sin ellas, y por eso decimos:

 ¡¡¡Tolerancia cero con las agresiones machistas!!!

Comentarios