huesca

Cruz Roja analiza la igualdad laboral, una obligación para la que todavía hay que trabajar

Empresarios y responsables políticos detallaban la necesidad de concienciar a la sociedad

Momento de la rueda de prensa en la jornada sobre igualdad de Cruz Roja
Momento de la mesa redonda en la jornada sobre igualdad de Cruz Roja


Cruz Roja Huesca celebraba este miércoles la jornada "Igualdad como apuesta ante la nueva normalidad", en la que se ponía de manifiesto, a través de diversos ponentes, que participaban de forma presencial y on line, la situación actual de la mujer en el entorno laboral, cómo se aplican las políticas de igualdad, y cómo se está impulsando la igualdad de género en el sector empresarial. También se hablaba del Objetivo del Desarrollo n.º 5, que busca la igualdad de género en la mujer, algo que debe acabar consiguiéndose en el ámbito empresarial.

Tras la bienvenida dada por la directora del Instituto Aragonés de Fomento, la presidenta autonómica de Cruz Roja y la directora del Instituto Aragonés de la Mujer, la jornada contaba con varias ponencias de directivas de organizaciones empresariales, y una mesa redonda en la que empresarios oscenses explicaban su forma de actuar. Con la premisa de que la meta es la igualdad real entre hombres y mujeres, en el transcurso de este encuentro se ponían sobre la mesa asuntos como el papel que juegan las mujeres que trabajan y que además se ocupan de los cuidados, y sus tareas, la conciliación y la corresponsabilidad.

Se pedía igualmente compromiso de los agentes económicos y sociales para trabajar en consensos amplios, con el convencimiento de que la igualdad es cosa de todos. Y aunque en algunas empresas, o las cuotas o las políticas que se siguen dejan clara una relación igualitaria entre hombres y mujeres, el análisis de los datos hace que esos casos aislados queden lejos de la realidad.

Los ponentes hablaban de las políticas de igualdad, de forma teórica, pero también de cómo implementarlas en el funcionamiento diario de las empresas. Así, se indicaba la necesidad de inculcar el espíritu de emprendimiento y liderazgo en las niñas desde muy pequeñas, con la realidad de que cada vez hay menos matriculaciones de chicas en las denominadas carreras STEM (de ciencias, tecnologías, ingenierías y matemáticas), una lástima porque son las carreras que tienen una mejor empleabilidad y que cuentan con los sueldos más altos. Pero para ello, necesitan referentes y un apoyo constante a las jóvenes empresarias y las científicas.

Del mismo modo, se reprochaba a algunas empresas que no aplican los criterios de igualdad, sino los puramente económicos.

Y la jornada finalizaba con el convencimiento de que no se trata de una lucha de mujeres para mujeres, sino de la sociedad en su conjunto, y que la igualdad puede impulsarnos a un futuro más próspero.