NUEVA CULTURA DEL AGUA

Cuarenta años en defensa de los ríos en pegatinas

Memoria gráfica generada en pegatinas de 40 años de Chorche Paniello

Chorche Paniello
Chorche Paniello presenta este lunes en el IEA su último trabajo



“Nueva Cultura del Agua” es un documento histórico que reúne las luchas populares en Aragón en defensa de los ríos y lo hace en una memoria gráfica generada en pegatinas que a lo largo de cuatro décadas ha recopilado Chorche Paniello. La revista se presenta este lunes a las 19 horas en el Instituto de Estudios Altoaragoneses y el autor estará acompañado de Lola Giménez de la Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos.

Esta publicación del Centro de Recuperación de Pegatinas que coordina el montisonense Chorche Paniello (promotor de la Feria del Libro Aragonés de Monzón, entre otras iniciativas) revisa las problemáticas del agua desde los años 70 hasta nuestros días a través de centenares de diseños para adhesivos realizados en Aragón y otros territorios a largo de cuarenta años. En esta publicación se encuentra la historia de los conflictos hidráulicos en Aragón.

Un documento histórico que reúne la multitud de luchas populares que se han desarrollado en defensa de los ríos y los espacios húmedos.
El cuaderno, que abre una colección dedicada a estas creaciones gráficas impresas en papel adhesivo, incluye, junto a centenares de ilustraciones realizadas, principalmente en Aragón y otros puntos de España, un amplio abanico de testimonios y textos breves de autores como Julio Llamazares, los profesores de la Universidad de Zaragoza Javier Martínez Gil o Pedro Arrojo, así como representantes de asociaciones o instituciones.

Una de las primeras pegatinas que se recoge era muy fácil de conseguir hace 40 años pero imposible en la actualidad, se trata de una manifestación ilegal del 13 de marzo de 1976 contra el primer trasvase del Ebro y que es una joya que se puede contemplar en la revista.

Entre los aspectos que aborda esta publicación están los trasvases, el regadío, los conflictos generados por proyectos de embalses como los de Campo, Añisclo, Jánovas, Santaliestra, Biscarrués o Yesa –por poner algunos ejemplos de Aragón– o las campañas de protección de acuíferos subterráneos, de humedales, o de ecosistemas fluviales o marinos –incluyendo testimonios de la gran movilización social generada por el Prestige y el chapapote–además de demandas urbanas como las vinculadas a la gestión del agua.

“El agua es la vida pero también la muerte”, escribe Julio LLamazares en este cuaderno. “Ha dado vida a pueblos o ciudades pero también los ha destruido. ¿Dónde está el límite entre su aprovechamiento y el abuso en que éste a veces se ha convertido?” se pregunta. “La historia de este país está llena de ejemplos de ambos casos y revisarla”, concluye, “no estaría de sobra para no volver a repetir los atropellos que se produjeron”. Ese es uno de los objetivos de esta publicación.

Comentarios