sociedad

Damián Iguacen cumple 103 años

Numerosas personas celebraban con el obispo un día especial para un hombre que ha dedicado toda su vida a la iglesia

Damián Iguacen en su 103 cumpleaños
Damián Iguacen en su 103 cumpleaños

El Hogar Padre Saturnino Novoa celebraba el 103 cumpleaños del obispo emérito de Tenerife, Damián Iguacen, que durante muchos años desempeñó sus labores en la provincia de Huesca, en la Basílica de San Lorenzo, la Catedral, el obispado de Huesca y el de Barbastro.

Numerosas personas acudían a la misa en su honor, en la propia residencia, y a la posterior celebración con tarta incluida, soplando las velas y recibiendo el cariño de todos los que hasta allí se acercaban, incluido el actual obispo de la Diócesis de Huesca y Jaca, Julián Ruiz, quien le entregaba un recuerdo de su ordenación.

wer

Es el prelado de más edad de España y uno de los más longevos de toda la iglesia católica. Nació en Fuencalderas, provincia de Zaragoza, en 1916 y ha sido obispo de Barbastro, de Teruel y de Tenerife. Fue ordenado sacerdote del presbiterio de Huesca por Monseñor Lino Rodrigo Ruesca el 7 de junio de 1941. Fue párroco en diversas parroquias en la diócesis de Huesca, de 1941 a 1944. Sus primeros pasos sacerdotales los dio en Ibieca, Aguas, Liesa, Panzano y Santa Cilia, en la zona de Úrbez, en Torla, Fragen, Víu. Trabajó como vicerrector del Seminario de Huesca, de 1944 a 1948. Fue consiliario de Jóvenes y Mujeres de Acción Católica entre 1950 y 1969 y párroco de san Lorenzo de Huesca, entre 1955 y 1969.

Ha dedicado gran parte de su vida a impartir ejercicios espirituales en la península y las islas, en Cuba, Argentina, Brasil, Italia y Francia. Además, ha impulsado y promovido muchas iniciativas en ámbitos como la educación prematrimonial, la juventud, los enfermos, o el patrimonio cultural de la Iglesia.

Fue párroco en diversas parroquias en la diócesis de Huesca, de 1941 a 1944. En 1969 recibió el encargo de administrador apostólico de Huesca, y fue nombrado obispo de Barbastro, el 11 de octubre de 1970, hasta que en 1974 fue llamado a la diócesis de Teruel. En 1984, fue nombrado obispo de Tenerife, diócesis a la que sirvió hasta el 12 de junio de 1991, cuando la Santa Sede aceptó su renuncia y pasó a ser obispo emérito. En la Conferencia Episcopal Española perteneció a la Comisión Episcopal de Liturgia, de 1972 a 1981. De 1984 a 1993 presidió la Comisión de Patrimonio Cultural. Entre 1975 y 1978, formó parte de la Comisión para la Vida Religiosa y volvió a formar parte de la misma de 1981 a 1984.

Comentarios