san lorenzo

Huesca vive el día más bonito del año 

Jornada intensa en la agrupación de danzantes, Pascual Campo ha cedido el testigo de mayoral a Francisco San Emeterio

Actuación de los danzantes en la mañana del 10 de agosto, día de San Lorenzo y despedida a Pascual Campo
Despedida de Pascual Campo como mayoral 

La mañana del 10 de agosto volvía a convertirse en uno de los momentos más especiales de las fiestas laurentinas, comenzando como siempre por las espadas en una jornada llena de sentimiento marcada por el cambio de mayoral. Pascual Campo dirigía la agrupación durante los cinco primeros dances y tras un reconocimiento de todos sus compañeros, Paco San Emeterio tomaba las riendas de la agrupación.

Actuación más lenta que en años anteriores debido al cambio de mayoral y al homenaje que los danzantes realizaban para despedir a Pascual Campo como mayoral. La actuación contaba con respiros más largos de lo habitual entre baile y baile. Sobre todo entre el Degollau y las espadas que cerraban la primera actuación de los danzantes a las puertas de la basílica.

Pascual Campo se mostraba emocionado una vez concluida esa primera actuación por el cariño mostrado por parte de sus compañeros que uno a uno se despedían de él con besos y abrazos, incluso antes del dance de las espadas de cierre le hacían un pasillo.

Su sustituto, Francisco San Emeterio, afrontaba el día con nervios que lograba templar a lo largo de la mañana. Recibió el bastón de mando de manos de su predecesor, fundiéndose en un fuerte abrazo que servía como símbolo del testigo que recibía.

Numerosos oscenses volvían a abarrotar la plaza de la Basílica de San Lorenzo para vivir una actuación especial y diferente a la de años anteriores. Debutaban como danzantes Carlos Nasarre, sustituyendo a Bernardino Nunilo y Enrique Carrera, entrando en lugar de Pascual Campo. Este año cumplen 30 años danzando Abraham Belenguer, Enrique Campo, Lorenzo Ara y Jorge Bajá.

Tras los dances arrancaba la procesión hacia la Catedral, las calles por las que discurría estaban llenas de oscenses para ver la figura del santo. En el capítulo de reivindicaciones, en el rincón del Jerezano se lanzaban papeles en blanco, haciendo referencia a la situación ocurrida durante el pleno de toma de posesión del alcalde, de ello también se hablaba en la costanilla de Santiago, otro de los puntos reivindicativos del recorrido.

Comentarios